Contacto END

Línea Directa


No se dejen engañar, busquen ayuda calificada

Franklin Franklin Chávez*

Carta recibida:
Estimado “Aprendiz de Quijote”, reciba fraternales saludos de mi familia. Mi pareja, Juan, es ciudadano cubano-americano y yo soy nicaragüense. Actualmente estamos viviendo en Costa Rica con el propósito de cumplir con uno de los requisitos para poder viajar a Estados Unidos juntos, pues tenemos que haber convivido al menos dos años, sin casarnos, según le han dicho a él.
Nosotros tenemos ya casi un año de estar juntos. La primera vez que él llegó a Nicaragua fue en marzo de 2006. Estuvimos en Nicaragua, pero a mediados del año decidimos venirnos a Costa Rica.
Lo que quiero saber es que si yo podría viajar a EU, sin haber cumplido antes los dos años de convivencia mutua. Juan tiene 44 años de ser ciudadano americano, aproximadamente. En diciembre, él quiso hacer gestiones en una oficina en Miami, para que yo pudiera ir a EU, donde una tía enferma, y le dijeron que para que yo pudiera viajar tenía que ser familiar cercano a la tía, de lo contrario, no podían dar la visa que le llaman “humanitaria”.
Juan no se quiere casar aquí en Costa Rica, porque según le dijo un abogado, en caso de fallecer, aunque estemos casados, yo no tendría derecho a nada de lo que él tiene en EU. Podrían ustedes decirme si existe la posibilidad de que nos podamos casar en la Embajada Americana en Costa Rica, y así yo poder viajar a EU con él.
Además nos gustaría saber qué es necesario para tener la visa de inversionista para poder viajar a EU, porque también me han dicho que existe esa posibilidad.
Les agradeceríamos que nos dé respuesta a través de EL NUEVO DIARIO, la verdad es que habemos muchos nicaragüenses en Costa Rica que leemos la columna de AyudaUSA. Confiamos en que nos pueda ayudar, recuerde que soy nicaragüense, viviendo en Costa Rica. Atentamente,

Martha Rostrán, Costa Rica.

Respuesta:
Amigas, amigos lectores que están acampando temporalmente en “la Suiza de Centroaméricana”, la bella Costa Rica. Antes de todo, tomen nota que esta columna es para todos nuestros hermanos centroamericanos y que se publica, exclusivamente todos los martes y viernes por EL NUEVO DIARIO, con todo el poder de la información, del acontecer en Nicaragua.
Pues bien, mi querida Martha, la información que le han dado a su compañero está muy lejos de la verdad. NO hay nada de cierto en que tiene que estar “juntada” por dos años con el ciudadano gringo-cubano para que le den una visa americana de visita o humanitaria.
Son puras locuritas que alguien sin sentido común le metió en la cabeza a su compañero de vida. Pasemos a desmembrar los conceptos, acciones erróneas que usted y su querido Juan se han dejado arrastrar por los cuentos falsos que se escuchan en la calle.
No hay que estar viviendo por dos, tres o diez años con un ciudadano gringo para que le den visa de turista o humanitaria. En ciertos casos, por razones especiales, el oficial consular puede otorgar visa al compañero (a) del ciudadano estadounidense, pero son en casos muy especiales y a cuenta gotas.
Quizás lo que Juan escuchó (sobre los dos años) fue una sección de la ley de migración que manifiesta que cuando un extranjero obtenga la residencia de EU por medio de matrimonio con un ciudadano estadounidense, y al momento inicial de otorgamiento de la residencia tiene menos de dos años de estar casado, le darán la “residencia condicional” por dos años.
Ciento veinte días antes del vencimiento de los dos años de residencia condicional (gringo y nica), la pareja tendrá que hacer otra gestión migratoria, para reafirmar que el matrimonio fue verdadero, que continúa, o que si hubo separación, divorcio, el matrimonio no fue por beneficios migratorios. Este segundo proceso es bien sencillo. Principalmente hay que testimoniar, documentar muy bien la relación familiar, social, económica de la pareja, sometiendo el formulario i-751 y los soportes adjuntos correspondientes.
Si usted amiga Martha y su varón gringo-cubano en verdad desean casarse, simplemente llame al consulado gringo en Costa Rica y pregúnteles sobre este proceso. Pero ustedes se pueden casar bajo las leyes, códigos familiares de Costa Rica, y el matrimonio tendría la misma validez para efectos de beneficios en las leyes de inmigración de EU.
Recuerden novios, que para contraer matrimonio si alguno de los contrayentes estuvo casado anteriormente, es necesario estar divorciados o haber enviudado, en fin, ser solteros, porque si no… NO es válido el matrimonio.
¿Qué Juan no se quiere casar en Costa Rica, porque según le dijo un abogado, en caso de fallecer, usted Martha, no tendría derecho a nada? Por favor, qué estupidez más tonta y mal puesta. Piensa usted amiga lectora, que siendo solamente la compañera de Juan, ¿tendrá derecho de algún beneficio económico, matrimonial?
Por favor, NO se deje engañar por charlatanes. Busque ayuda calificada de un buen abogado en Costa Rica, sobre derecho familiar. En casos especiales, cuando NO se puede un matrimonio, un testamento bien hecho cura muchas dudas y molestias.
La especialidad de AyudaUSA son las leyes, códigos, procesos de inmigración y derechos humanos en Estados Unidos, para esto nos localiza en Managua, en el primer lunes de cada mes. Tómese un tiempito libre y visítenos en esta tierra linda, que es de todos.
Simplemente contraiga matrimonio con su galán gringo-cubano, someta la petición de residencia correspondiente, y en tiempo y forma tendrá su visa de emigrante. Pero apúrese que a su Romeo, el Dios de todos, Jehová, quizás lo puede llamar pronto a su presencia y en ese tipo de visas, amiga Martha, NO tenemos experiencia. ¡El resto, es historia!

*Sociólogo, Catedrático.
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000; Nicaragua: 266-2000
Casa 30, Reparto San Martín, Managua.