Contacto END

Sobredemanda colapsa atención en el “Lenín”

* Avalancha de pacientes en Sala de Neurocirugía, especialmente por accidentes de tránsito

Yahoska Dávila

Una sobredemanda se reporta en la Sala de Neurocirugía del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, y la falta de atención es evidente hasta en los pasillos del centro, adonde yacen los pacientes en camillas, a la espera de una intervención que les salve la vida.
Los médicos explicaron que la atención es la misma, pero no se explican la causa de esta “avalancha de pacientes”, que ha provocado un colapso de los servicios. Detallaron que ahora existen 45 internos, tanto en Sala de Mujeres como de Varones, y por lo menos 26 requieren intervención quirúrgica.
Melvin Agurcia, Director del hospital, señaló que ante esta sobredemanda han decidido establecer dos días a la semana para las intervenciones quirúrgicas, ya que regularmente sólo se destinaba un día, pero ahora no da abasto. “Esto servirá también para disminuir la lista de espera que es bastante amplia”, informó Agurcia.
Varios pacientes fueron evacuados por falta de espacio en la Sala de Neurocirugía, y ahora existen cinco camillas en medio de los pasillos, adonde las personas amortiguan el dolor. Se trata de casos, especialmente, de accidentes automovilísticos, y las personas que los sufrieron ya no encontraron camas para ser atendidos.
Como una estrategia para hacerle frente a esta situación, los médicos han decidido darle de alta a quienes muestren alguna mejoría, para que esperen en sus casas el momento en que les será programada la cirugía.
“Lo que se pretende es liberar camas y poder mantener espacio para los nuevos ingresos. A los asegurados se les atiende la emergencia, pero para la hospitalización se les envía a sus clínicas médicas previsionales”, explicó Agurcia.
Este hospital durante estas dos semanas ha cubierto en un 80 por ciento la demanda de exámenes especializados, como Tomografías y Resonancias Magnéticas, pero Agurcia manifiesta que hay problema con la especialidad de ortopedia, donde el tratamiento consume el presupuesto del hospital y el aportado por los donantes, pues se utilizan materiales caros.