Contacto END

Demandan transparencia en racionamiento de agua


Oliver Gómez

Los organismos de defensa de los consumidores exigieron “seriedad” a las autoridades de Enacal ante el racionamiento de agua potable que se está aplicando en Managua, y demandaron publicar las zonas y horarios comprendidos en este plan, además de su justificación, beneficios y hasta la proporción en que bajará la factura de los clientes afectados.
Los miembros de la Liga de Defensa de los Consumidores de Nicaragua (Lideconic), quienes tienen presencia en los barrios capitalinos más afectados por la falta de agua, denunciaron que en las últimas semanas han detectado un deterioro del servicio y consideran que el racionamiento se debería anunciar con seriedad.
Maura Cecilia Morales Reyes, asesora legal de Lideconic, precisó que es evidente este deterioro, especialmente en zonas donde antes no había problemas de agua, pero no saben si es que esto obedece al racionamiento, porque el líquido todavía no llega a zonas históricamente desabastecidas, como San José Oriental.
“En el sector del puente de San José Oriental nunca se va el agua porque es otra red, pero en el resto del barrio el problema ha empeorado, y la gente ha visto cómo se han reducido las horas en que tienen agua”, señaló.
Morales pidió más seriedad a los funcionarios de Enacal al momento de anunciar y aplicar un racionamiento del servicio, “porque deberían de decirnos las ventajas de esta medida, además de las zonas afectadas y beneficiadas”.
“Es tan peligroso anunciar cortes de agua porque los afectados podrían dejar de pagar si la factura no les llega igual de baja como se baja el servicio”, dijo Morales, quien estimó que las autoridades de Enacal deben precisar de inmediato cuánto bajará la factura para quienes sean afectados.
“Si la gente, si los usuarios no hacen presión, esto se va a empeorar porque el reglamento precisa que debe haber agua las 24 horas del día, y veremos hasta dónde llega el conformismo de los clientes de Enacal que ahora serán afectados”, dijo.
La abogada insistió en que es necesario publicar la programación de las zonas afectadas, para que la gente pueda almacenar el líquido que tendrá durante las horas sin servicio, una opinión que comparte Róger Monterrey Edén, Coordinador de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Granada (Acugra).
“Es que deben publicar las zonas y los horarios de la misma forma en que han publicado la lista de los ilegales, para que la gente vaya conociendo las irregularidades, pero que también tome sus medidas cuando les afecta”, refirió Monterrey.
El líder de los consumidores granadinos consideró oportuno solicitar una justificación de esta medida. “Doña Ruth Selma Herrera (titular de Enacal) nos debe justificar el racionamiento. ¿Lo hace para ahorrar energía? ¿Por las redes dañadas? ¿Por falta de agua o qué?”, preguntó.
Recordó que el sistema de facturación de Enacal está atrasado dos meses y las autoridades ya deberían haber informado en qué factura aparecerá un monto menor al cliente, por las afectaciones a las cuales será sometido.
“Es que nos mandan un papel diciendo que nos van a afectar pero no nos dicen cuánto bajará la factura, que debe ser en la misma proporción en que se apliquen los cortes”, advirtió.
Monterrey opinó que cualquier plan de racionamiento de Enacal debe ser consultado al Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), y es curioso que estas autoridades todavía no lo hayan recibido cuando Herrera lo anunció desde el pasado dos de febrero.
“Los racionamientos deben ser autorizados por el ente regulador (INAA), quien debe aprobar este plan de acuerdo a los aspectos técnicos y no antojadizos; nosotros no somos partidarios de un racionamiento sin argumentos técnicos suficientes, queremos conocer los resultados que espera”, señaló.
Estos argumentos fueron respaldados por miembros de Adeconica, Acodema y Adeconle, quienes organizan a los consumidores de Masaya, León y diferentes ciudades del norte del país.
Gustavo Ortega, Director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), se opuso a la aplicación del racionamiento y exigió que las facturas bajen para los clientes de Enacal que sean afectados. “Que se cobre lo que los clientes consumen, porque eso se reflejará en los medidores”, señaló.
Sin embargo, Ortega consideró que no es prudente presionar a Herrera, sino darle tiempo para que se acomode en el cargo, y anunció que Indec le dará 100 días de “cheque en blanco para que tome sus medidas y se vea el primer impacto y el primer producto”.
Estos dirigentes de organismos de consumidores anunciaron que el próximo viernes sostendrán una reunión con la titular de Enacal, en el que expondrán los mismos argumentos, pues “es necesario socarle la faja a los consumidores, pero también es necesario decirle por qué”.
Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) se mantuvieron al margen de estas declaraciones. Su coordinador, Gonzalo Salgado, dijo que esa posición se mantendrá porque están buscando la definición e interpretación que Herrera está dando al término “condensación”.
“Eso no aparece en el reglamento del servicio de agua potable y creo que están enredando a los usuarios con términos y conceptos nuevos. Que se ajusten al reglamento para que la gente pueda apoyarlos”, dijo Salgado, quien insistió en recomendar a Enacal una campaña educativa antes de aplicar racionamientos.