Contacto END

Nuevo intento por ayudar a niños de los semáforos

* Sacará a chavalos de la calle, pero no para esconderlos, asegura

Heberto Rodríguez

La Policía Nacional estrechó ayer relaciones con las nuevas autoridades del Ministerio de la Familia (MiFamilia) para trabajar de forma conjunta y en la misma dirección en las diferentes campañas preventivas que existen a favor de los niños, las niñas y jóvenes de Nicaragua.
“Éste ha sido un punto de partida para un trabajo estrecho que vaya en beneficio fundamentalmente de los niños y de las niñas transgresores o que están en riesgo de ser transgresores, de los niños y las niñas víctimas de violencia, y en última instancia de la familia en Nicaragua, porque nosotros entendemos el hecho delictivo como un acto eminentemente social y que debemos trabajarlo en la prevención desde la familia y con la familia”, dijo la primera comisionada Aminta Granera.
La jefatura de la Policía se reunió con la ministra de la Familia, Glenda Ramírez, encuentro en el que participaron también los jefes de las direcciones de Asuntos Juveniles y la Niñez, la Adolescencia y la Mujer.
“Veíamos cómo empujar en la misma dirección, aunar esfuerzos, y con nuestras dos direcciones que están trabajando en función de la juventud y de los niños y de las niñas, estrechar los contactos y operativizar este acuerdo macro global de trabajar de forma conjunta y en la misma dirección, en las campañas preventiva a favor de los niños, las niñas y nuestros jóvenes”, explicó Granera.
No obstante, en la reunión quedó claro que no todas las soluciones a los problemas que atañen a este sector de la población dependen de la voluntad de estas instancias. En ese sentido se abordó el tema del Código de la Niñez y la Adolescencia.
“Veíamos precisamente la necesidad de los centros donde tener a los menores transgresores; esa es una gran debilidad que tenemos en la Policía, nos obliga el Código a hacer un trabajo, sin embargo, no tenemos los medios, no existen los mecanismos en el Estado para poderlo llevar en cumplimiento”, agregó Granera.
Por su parte, la ministra Ramírez señaló que las prioridades son los niños de la calle, los que están principalmente en los semáforos y en los mercados.
“Mi prioridad van a ser los niños de la calle, de los mercados, donde hay un foco de narcoactividad, de violencia, pero siempre con los programas que tiene la Policía para no duplicar esfuerzos, eso es importante. Muchos organismos tienen proyectos similares a los nuestros, entonces, todos unidos, lo que nos hace falta es complementar para no gastar recursos innecesariamente”, sostuvo.
Sin embargo, aclaró que la idea no es sacar a los niños de la calle y esconderlos.
“Tengo una propuesta de darles una pequeña fuente de trabajo. Encontré en bodega una cantidad de cosas, encontré 20 cocinas con sus tanques, entonces pueden poner una fritanga, pero no me vuelvan a poner un niño en la calle, ese es el compromiso que van a adquirir conmigo”, aseguró Ramírez.
MiFamilia ya tiene censadas al menos a unas 138 familias para llevar a cabo este plan.