Contacto END

¿No tengo derecho a visa porque mi padre es gringo?


Carta recibida:
Hola “Aprendiz de Quijote”, deseo saludarle, felicitarlo por el espacio de AyudaUSA que es de suma importancia en el tema de las visas estadounidenses, por el cual hoy le escribo para contarle mi caso. Soy una joven de 26 años, soltera, sin hijos y de profesión Ingeniera Civil. En la actualidad con un mes sin trabajo, esperando el inicio de otro proyecto.
Mi padre es ciudadano estadounidense, residente en San Francisco, California. Soy hija de padres separados, pero con excelente relación con mi padre, el cual desea que yo pueda viajar donde él vive, y que estemos un tiempo juntos.
Un primer intento que hice al pedir visa de turismo gringa, fue en diciembre de 2003, cuando era estudiante de mi carrera, con una carta de invitación de mi papá, la cual ni leyeron en la entrevista consular. La visa me fue negada aduciendo que esperara a sacar mi carrera.
Pensando que en que había fallado en aquella entrevista, me animé a un segundo intento en enero de 2004, e igualmente me fue negada. En la entrevista me dijeron que mi papá era un ciudadano gringo, y que perfectamente me podía pedir para la residencia.
Un tercer intento fue hecho septiembre de 2006, ya siendo una profesional y trabajando, pero me fue negada la visa, por lo mismo, porque mi papá es un ciudadano y me puede pedir.
Yo no tengo intensiones de vivir en Estados Unidos. Yo sólo quería una visa de turismo, ir de vacaciones, si yo deseara ser residente o ciudadana, mi papá ya me hubiera pedido, pero no es eso lo que quiero. Espero que me responda mi inquietud, que quizás, es la de muchos nicaragüenses, muchos éxitos en sus labores.

Fabiola, Nicaragua.

Respuesta:
Mi estimada y querida lectora. Usted NO se encuentra sola en la situación presente que le aqueja. Como usted muy bien lo expresa, hay un centenar de nicaragüenses, jóvenes, con uno de los padres que es ciudadano, a los cuales, la visa de turista les ha sido negada en reiteradas ocasiones, bajo la presunción de que se quedarán viviendo, trabajando ilegalmente después de entrar con visa a suelo estadounidense.
La ley de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos, tiene la presunción de que cualquier solicitante de visa NO-inmigrante, es un emigrante en potencia. Los factores que tiene que contrarrestar el nicaragüense, el extranjero en esta solicitud de visa temporal, con padres gringos, es superior a los que normalmente tendría que someterse, sin familiares inmediatos con nacionalidad o residencia legal estadounidense.
La respuesta consular a su primer intento de visa, en diciembre de 2003, estuvo, en nuestra humilde opinión, coja de mayor clarificación, huérfana de tiempo que debió darle el cónsul gringo a la entrevista pagada, NO gratis.
En esa oportunidad, el oficial consular perfectamente pudo advertirle que sería mejor que su padre iniciara el trámite de petición familiar que era lo más sensato y posible, y usted mi querida Fabiola, quizás hubiera tomado la decisión de NO pedir más visa, de NO gastar más su dinero y tiempo.
En el segundo intento de visa de turista, el cónsul gringo fue directo, al grano, sin titubear le dijo que buscara la ayuda de su padre gringo, que iniciara los trámites correspondientes para obtener la residencia. Por fin, “se le iluminó el chipote al chele”, diría el abuelo del “Aprendiz de Quijote”, el indomable guerrero, Rufino Murillo.
Ya en la última visita que usted amiga Fabiola realizó al consulado gringo, en Managua, fue a dar los “tenis”, a llorar sobre mojado, sin preparación profesional del caso, sin poder litigar con argumentos sólidos y convincentes, de sus intenciones de “simplemente visitar, conocer un poco el mundo donde vive su distante, pero muy querido padre”.
Cuando un solicitante de visa de turismo, tiene familiares inmediatos en EU, que son ciudadanos o residentes permanentes, con la capacidad de hacer una petición para visa de emigrante, el consulado de EU en Managua presume que el solicitante de visa de no-inmigrante se puede quedar trabajando ilegalmente en EU, y por tal razón niega la visa.
Por consiguiente, es muy sencillo para el consulado gringo, la negación de visa. Inclusive, ahora, con los requisitos básicos de haber terminado sus estudios, y condición laboral, un poco incierta.
En casos como el de nuestra amiga, Fabiola, AyudaUSA visualiza y recomienda una solución práctica en dos partes. Primero, su querido padre gringo puede visitar el consulado de EU en Managua, con documentación de su estatus económico, legal en EU, elaborar una carta de testimonio bajo juramento (puede ser notariada en el mismo consulado), donde explica las razones del porqué de la solicitud de visa de visitante y NO de emigrante.
En entrevista consular puede certificar que ni él ni su hija van a realizar ninguna gestión legal para cambiar su status de turista, de visa B2, y que NO hay ningún deseo, ni antes ni ahora, de emigrar a EU. La recomendación que les estamos dando puede que resulte y convenza al cónsul de sus intenciones bien firmes, de NO querer trabajar, vivir en EU.
Cuando se dan estos casos, es recomendable presentar la solicitud de visa de visitante, de forma muy bien organizada, con documentos, cartas, testimonio, junto a la presencia del familiar inmediato, en la entrevista consular.
Hay que recordar amigas lectoras, que en los laberintos de visas estadounidenses, ya sean visas temporales, como las visas para emigrar de forma definitiva a EU, se subdividen cada una de ellas en diferentes clases y categorías. Teniendo cada visa una forma diferente, exclusiva en ser gestionada, sin olvidar las peculiaridades de cada caso. Tengan cuidado con ellas. ¡El resto, es historia!
*Sociólogo, Catedrático
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000; Nicaragua: 266-2000
Casa 30, Reparto San Martín, Managua