Contacto END

Decomisan insecticidas


Róger Olivas

CHINANDEGA -Durante un operativo efectuado por miembros de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE), Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), del Ministerio de Salud y la Alcaldía de Chinandega, se incautó una considerable cantidad de insecticidas en la finca La Joya, propiedad de Vilma del Socorro Valladares Martínez.
El subcomisionado Benito Díaz, jefe de la DIE en Occidente, confirmó a EL NUEVO DIARIO que con orden de allanamiento requisaron 40 litros del tóxico tamarón, cinco pichingas con más de 40 litros de Decis, dos pichingas de Decotorán, una caja de Foliar, 27 sacos de Furadán y 480 latas de semillas de zanahoria.
El oficial aseguró que estos productos para el agro eran comercializados por Valladares Martínez en Chinandega, Estelí, Matagalpa, Jinotega y Honduras sin control sanitario.
Agregó que en la finca, situada en el kilómetro 147 en la carretera entre Chinandega y El Guasaule, se hallaron etiquetas y panfletos del Insecticida San Cristóbal y Rappaccioli McGregor S.A., presuntamente falsificadas por Vilma del Socorro.
“Si se comprueba la falsificación y el uso indebido de etiquetas, esas casas comerciales podrían demandar a esta ciudadana”, dijo el subcomisionado Díaz, quien agregó que Martín Martínez, Gerente General de Insecticida San Cristóbal, se siente agraviado porque según él no ha vendido esos productos a esa comerciante.
El subcomisionado Díaz manifestó que entrevistaron a Abel Trinidad Pérez Olivares, cuidador de la hacienda La Joya, quien aseguró que la lluvia regó una parte del insecticida tamarón, que fue consumido por dos novillos y varias gallinas, los cuales murieron.
El jefe policial afirmó que cuando allanaron la finca no encontraron a Vilma del Socorro, quien fue citada ante la DAJ para que responda por estas irregularidades relacionadas con la Ley 274 de control de plaguicidas.
Instó a funcionarios de la Rappaccioli McGregor S.A, a presentarse ante la delegación policial de Chinandega a interponer denuncia por la presunta adulteración de sus etiquetas y productos químicos.