Contacto END

Línea Directa


La residencia EU es rescatable
estando en Nicaragua

Franklin Franklin Chávez
Sociólogo, Catedrático
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000
Nicaragua: 266-2000
Reparto San Martín, casa 30

Recientemente recibimos en AyudaUSA la visita de una lectora muy asidua a esta columna que se publica exclusivamente los martes y viernes por EL NUEVO DIARIO. La damita lectora, originaria de Rivas, nos presentó su problemita que, por alguna razón, se está volviendo algo común dentro de la nueva modalidad del abuso de los “muy machos nicas” en contra de sus mujeres, hijas y niñas que son residentes legales en EU. Son familiares que llegan por un tiempo corto de visita a Nicaragua, y con engaños, el muy macho con ciudadanía gringa decide unilateralmente NO dejarlas regresar a EU usando diferentes triquiñuelas.
Las razones que tienen los nicas, rumiantes, faltos de amor, de sentimientos, para promover la ilegalidad, el desafuero y pérdida de la residencia legal del cónyuge, hijos menores, al secuestrar los documentos o controlar el estado anímico, económico, legal de sus “víctimas” de visita en Nicaragua, son variables y de tratamiento sicológico. En cuatro palabras: “hacen daño por placer”, por intereses financieros mezquinos en quitarle a sus cónyuges la mitad de todo que por ley les pertenece.
El caso que nos presenta nuestra nueva amiga, doña Asunción, es uno de esos. Se casó con un ciudadano gringo-nica en el año 2000, se mudó con su nuevo y flamante esposo a EU, y trabajando duro hacen una pequeña, pero sustancial cantidad de dólares, una fortuna en California. Procrean un par de hijos, adopta el gringo nica un vástago que ya tenía la damita criolla de una relación anterior.
Nuestra amiga y su vástago obtienen la residencia legal por petición familiar (le clarifico, la niña es ciudadana gringa por ley). Todo marchaba casi bien, cuando el marido de Asunción decide regresar a Nicaragua, construir una nueva casa, montar un negocio (con pérdidas grandes) y luego: “Aquí quien manda soy yo”.
Han pasado cerca de 20 meses desde su llegada a Nicaragua, y por razones maquiavélicas, Asunción fue despojada con violencia de su casa y propiedades en Nicaragua, las que adquirió en unión marital. El marido le impidió regresar a EU y ha dispuesto a su antojo del dinero y propiedad marital. Y como si esto fuera poco, le hace peligrosamente perder la residencia legal de EU a su esposa, Asunción, al permanecer por más de 12 meses fuera de EU.
La pregunta que está en la mente de miles de lectores es: ¿se perdió la residencia al permanecer por largo tiempo fuera de EU? ¿Se podrá rescatar estando en Nicaragua? ¿Cuál es el proceso y alternativas del rescate a la residencia perdida?
Los residentes de EU pueden salir en cualquier momento a cualquier parte del mundo, inclusive, ausentarse prolongadamente de EU previo a un permiso especial, para no tener problemas al querer regresar. Pero cuando se trata de regresar a EU después de una larga ausencia sin permiso especial (más de 12 meses) en el puerto de entrada a EU, el oficial de aduana-inmigración cuestionará su ausencia o quizá de forma expedita lo mandará de regreso a Nicaragua.
En el mejor de los casos dejará entrar a la damita criolla, pero la pondrá en proceso de remoción, a la orden de un juez de inmigración, pendiente de un juicio para demostrar el porqué de su ausencia prolongada, los factores que fueron la base de la misma, etc. O quizás, el oficial de aduana-inmigración en el aeropuerto la deje entrar sin percatarse de su ausencia prolongada, y tranquilamente, doña Asunción y su prole tomarán un taxi con destino al apartamento de un pariente que con mucho amor les dará refugio en EU. Con mucho vigor, Asunción peleará sus derechos en una corte civil gringa, donde tendrá grandes posibilidades de hacer valer sus derechos financieros maritales.
Una buena alternativa para casos similares es visitar el consulado de EU en Managua y pedir información precisa sobre el proceso que hay que hacer para que una damita nicaragüense con residencia regrese a EU bajo circunstancias especiales con el mismo status de residente. El código, manual de procedimientos extranjeros FAM, contempla este tipo de circunstancias especiales, pero hay que gestionar con fe.
Por una cuestión de normas, el consulado de EU pide al nica residente que someta el pasaporte con el que entró a Nicaragua, o en su defecto, una carta donde se registre el movimiento migratorio, tarjeta de residente, completar los formularios DS-117, DS-230, dar una carta explicando los motivos, razones, justificación voluntaria o involuntaria, el motivo que le obligó a permanecer por tiempo prolongado fuera de EU. Si hubo abuso de un ciudadano gringo-nica o familiares del mismo, también hay que decirlo.
Todo esto forma parte de un proceso inicial, y al ser aprobada por el cónsul la solicitud, la visa de reingreso a EU, le pedirán consecuentemente al nica un pago de aranceles consulares, un récord de policía, dos fotos, examen médico, etc. Y le darán su visa especial para entrar a EU.
Es muy importante, para proteger la residencia permanente en EU, llenar y someter sus declaraciones de impuestos federales cada año, quizá tener una cuenta de luz, teléfono, pagos y compromisos financieros que demuestren que su intención ha sido de nunca abandonar su residencia legal en EU.
Cabe aclarar que cuando un residente legal en EU sale de viaje, debe tener mucho cuidado, pues siempre estará sujeto a investigación computarizada a su regreso. Dependiendo de las circunstancias del caso, lo pueden detener e interrogar. O darle la bienvenida.
Si usted necesita permanecer fuera de EU por más de 12 meses, antes de salir debe solicitar al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (Uscis) un permiso especial que puede extender su ausencia por dos años. Tiene que explicar las razones del porqué la ausencia, estudios, trabajo, reunificación familiar, por enfermedad, entre otras causales.
El formulario de este permiso de ausencia prolongada es el I-131, “Solicitud para Recibir Permiso de Retorno a los Estados Unidos”. Este formulario lo tiene que someter de forma expedita. Si necesita ayuda u orientación, escríbanos. Esta columna de AyudaUSA en EL NUEVO DIARIO está para servirles, orientarles gratuitamente.
Si desea una entrevista personal en AyudaUSA, puede llamarnos o visitarnos. El “Aprendiz de Quijote” estará hasta el próximo lunes, cuando alce vuelo a la ciudad de Miami. Mientras tanto, amigos lectores, en los próximos tres días podemos charlar, tomarnos un cafecito en la casa-oficina de AyudaUSA. ¡El resto, es historia!

**