Contacto END

Robo de cables “ahoga” a Enitel y a sus clientes

* Chatarreros promueven este delito que la Justicia muchas veces deja impune, y ahora no sólo quitan alambres sino que van con los postes * Ganan una minucia mientras empresa pierde miles de dólares en equipos, reparar y reestablecer el servicio, algo que los clientes exigen

Cansados de “atrapar y acusar sólo a peces chicos”, 24 de los cuales han sido condenados, la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel), emprenderá acciones legales contra los “chatarreros” que son los que han propiciado el robo de la red telefónica, al comprar el cobre que los roba-cables sacan de las líneas del tendido telefónico básico.
Y es que si no hubiese mercado entre los chatarreros para vender y comprar, no habría robo del tendido telefónico, precisó el representante legal de la empresa, Rafael Codines, quien explicó que por eso la empresa acusará a los instigadores del robo con fuerza de las líneas telefónicas, plaga que se ha extendido en todo el país.
Codines explicó que las últimas personas capturadas en Chinandega y Masaya revelaron que los chatarreros les dan todas las facilidades a los roba-cables para apropiarse del tendido telefónico, porque les proporcionan vehículo para movilizarse, equipo (machetes y tenazas para cortar las líneas de fibra óptica), y hasta combustible para quemar el revestimiento que llevan los cables para que sólo quede el cobre.
Lo más irónico de todo es que los roba-cables se llevan 100 metros de cable de cien pares de líneas para obtener una ganancia de unos 3,000 córdobas porque la libra de cobre la venden a un precio que oscila entre 25 y 40 córdobas, pero el daño que provocan a la empresa es de un mil dólares, sólo en reposición de líneas.
Esto quiere decir que los ladrones destruyen 17 mil córdobas en líneas y dejan incomunicadas a ciudades enteras para ganarse tres mil córdobas, en concepto de venta de chatarra.
La empresa ya tiene identificados a cinco chatarreros que serán acusados de un momento a otro, según precisó Codines, quien reveló que hasta ahora sólo habían estado acusando a los que encontraban cortando las líneas al amparo de la noche, pero en realidad, es toda una gran red que ha provocado daños por el orden de los 850 mil dólares en lo que va de 2006.
Pero esa cifra sólo representa lo que la empresa invierte en reponer el tendido telefónico robado, pero las pérdidas son millonarias porque se debe incluir el lucro cesante, es decir, lo que la empresa deja de ganar al tener cortadas las líneas, y la molestia que tal situación provoca entre los clientes de Enitel.
También hay que incluir en el monto de las pérdidas las gestiones que Enitel tiene que hacer ante el ente regulador, Telcor, cuando un cliente molesto lo demanda ante esa instancia por no brindar el servicio, precisó Codines.
Por eso la empresa actualmente está desarrollando un plan de vigilancia y control entre los chatarreros, en conjunto con la Policía, para tratar de acabar con la “epidemia” de los robos de cable.
Como parte de la “ofensiva”, Enitel está dando seguimiento a todos y cada uno de los juicios que han impulsado en los tribunales. Según datos oficiales de la empresa, en lo que va del año, la Policía capturó a 100 personas por este delito, pero por falta de elementos de prueba y piezas de convicción, sólo pudieron acusar a 71 personas.
Los últimos tres capturados fueron acusados ayer jueves en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias de Managua, quienes fueron identificados como Maycol Alberto López Vargas, de 21 años; Donys David Picado Rizo, de 21, y Lesly Pastor Medrano, de 29 años.
24 condenados por robo de cables
La Fiscalía por medio de Evelin López pidió la prisión para los acusados tomando en cuenta la magnitud del daño que causaron en Managua, al cortar con machetes 145 metros de línea telefónica de 200 pulgadas y otros 55 metros de 50 pulgadas, dejando incomunicados a miles de capitalinos del sector de Nejapa, lo que provocó pérdidas por el orden de los 48 mil 675 córdobas con 40 centavos.
Pero la juez, atendiendo al principio de proporcionalidad, dejó a los acusados bajo custodia de sus familiares, dentro de sus casas, en Managua, de donde podrán salir únicamente para firmar ficha de control de procesado y acudir a la audiencia inicial de su juicio el próximo 12 de octubre.
El abogado de Enitel precisó que en lo que va del año, la justicia ha condenado por robo con fuerza a 12 roba cables en Managua, diez en Matagalpa y dos en Jinotepe, y aunque las penas van de los cuatro a los cinco años, están satisfechos con la justicia.
Nueva modalidad
Pero los problemas no han acabado para Enitel, porque los roba-cables al parecer ya están diversificando sus actividades, pues a la media noche del pasado miércoles, las autoridades de la Estación Cuatro capturaron a Kennedy Alexander Sequeira, cuando, con una sierra, cortaba un poste de aluminio frente a la planta de energía ubicada en Carretera Norte.
El comisionado Pablo Ávalos, jefe del Distrito Cuatro de la Policía, explicó que posiblemente el sospechoso esté involucrado en el corte y robo de otros diez postes denunciados por Enitel y la empresa de televisión por cable Estesa.
Los personeros de Enitel y Estesa explicaron que el aluminio con el que están hechos los postes, está siendo vendido como chatarra por los delincuentes. Valga decir que esta semana que concluye, la Policía allanó varios centros de acopio de chatarra o desechos sólidos ubicados en Campo Bruce, donde además encontraron tapas de medidores de agua y manjoles.
El comisionado Ávalos hizo un llamado a los chatarreros a que se abstengan de seguir comprando este tipo de material porque en caso contrario enfrentarán la justicia.

César Sandino, Gerente de Atención al Cliente de Enitel.
Siete robos diarios
Siete casos de robo de cables reporta diariamente la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel), un problema que está dejando sin servicio a los clientes de telefonía básica, y además, millonarias pérdidas a la compañía.
César Sandino, Gerente de Atención al Cliente de Enitel, dijo que este año el robo de cables ha incrementado exageradamente, “pues hay cerca de siete casos cada día y las pérdidas ya superan los 11 millones de córdobas, no sólo por la falta de servicio, sino por la reposición de materiales”, señaló.
Ante esta situación, Sandino dijo que Enitel ha dispuesto un plan de emergencia en conjunto con las autoridades de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua, a fin de prevenir este tipo de actos vandálicos, mediante patrullajes y seguimiento de cada caso.
Asimismo, hizo un llamado a las instancias correspondientes a actuar conforme a las leyes para castigar a los delincuentes, y con este objetivo Enitel dio a conocer el nuevo número 177, que está disponible para que los clientes y la ciudadanía en general puedan reportar daños por sabotajes o dar aviso de actividades sospechosas en la red guardando su identidad.
Es un número de marcación abreviada mediante el cual se podrá llamar de forma gratuita a Enitel para reportar casos como los antes mencionados, explicó Sandino, y estará disponible de forma permanente las 24 horas del día.