Contacto END

Advirtieron crisis de gas, pero “cruzaron de brazos”

* INE envió a la Presidencia una propuesta para reformar reglamento de importación y comercialización en junio pasado * Bolaños hasta ahora no les ha contestado acerca de esta recomendación para controlar el precio de los cilindros * Reportan baja en los precios de tanques por cuarta semana consecutiva

Oliver Gómez

Las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) previeron el desabastecimiento y acaparamiento de gas licuado desde mediados de junio pasado, cuando le enviaron una carta al presidente Enrique Bolaños, pidiendo una reforma al decreto 56-94, para empezar a regular el precio, la venta y cadena de distribución de este producto; pero hasta ahora el mandatario no les ha contestado.
David Castillo, titular de INE, envió esta misiva a Bolaños explicando que, desde que asumió esa entidad el actual Consejo Dirección, “constató que el precio oficial publicado por el INE… no era observado ni aplicado a los consumidores finales de parte de las empresas distribuidoras de este vital producto”.
Castillo precisa que se dieron a la tarea de identificar las causas del problema, encontrando que el cálculo del precio actual omite la existencia de una cadena de distribución y que los márgenes de ganancia autorizados, no cubren los costos de todos los que componen esta cadena.
Por esa razón y en nombre de INE, Castillo somete a consideración de Bolaños una reforma al Decreto 56-94, que es el Reglamento para la Importación y Comercialización de Hidrocarburos, la que fue consensuada previamente con las firmas gaseras del país.
INE propone crear oficialmente tres figuras en la cadena de distribución, para que cada una de ellas goce de un precio máximo para la venta del gas: mayoristas, minoristas y detallistas. También recomienda liberar el precio del gas licuado que se vende a granel y del cilindro de 45.3 kilogramos (100 libras).
“Se refuerza el mecanismo de las multas y sanciones para este sector”, reza la propuesta que según Castillo “permitirá un mejor control de los precios del gas… un producto muy sensible dentro de la canasta básica”.
Donald Espinoza, titular del Departamento de Hidrocarburos de INE, dijo que es difícil controlar el precio del gas licuado en su totalidad porque estas cadenas de distribución son enormes y están integradas por varios agentes, de los cuales, ahora, sólo está controlado el mayorista y el distribuidor autorizado, que son las gaseras y los puestos oficiales de venta.
“Pero detrás de las gaseras y los puestos hay una enorme cadena que incluye pulperías y casas particulares, que sirven de centros de distribución para barrios enteros, y manejan una gran cantidad del mercado, sobre todo en los departamentos del país, donde es difícil llevar el gas pero ellos hacen esa labor y creo que es justo que ellos tengan alguna ganancia, pero se debe regular para que todos ganen un margen por igual”, refirió Espinoza.
Este funcionario reveló que en nuestro país operan oficialmente cuatro empresas gaseras: Tropigás, que tiene el 58 por ciento del mercado; Zeta Gas, con el 21 por ciento; Petrogás, con el seis por ciento y Essogás que reúne el 15 por ciento.
Ambos funcionarios informaron que, por cuarta semana consecutiva bajarán los precios del gas licuado en sus distintas presentaciones y marcas, a partir de este domingo. El costo del cilindro de 100 libras bajará 20 córdobas con 64 centavos y se cotizará en 834.39 córdobas.
En el caso del cilindro de 25 libras, se registrará una baja de cuatro córdobas con 49 centavos, para fijarse en un precio oficial de 163.88 córdobas. El tanque más pequeño, de diez libras, costará 65 córdobas con 55 centavos, es decir, 1.79 córdobas menos que la semana anterior.