Contacto END

Apagones focalizados en Bluefields

* El mayor problema en esta ciudad han sido los altibajos de voltaje.

Heberto Jarquín

Bluefields/ RAAS
La ciudad de Bluefields, cabecera de la Región Autónoma Atlántico Sur, no ha sido afectada por los severos racionamientos de electricidad que han perjudicado a otros centros urbanos del país, pero en algunos barrios sí se producen constantes y prolongados apagones.
Uno de los sectores más castigados por los repentinos cortes de energía es el barrio 19 de Julio, ubicado en la periferia oeste de Bluefields, lo que afecta a varias emisoras de radio que tienen sus antenas y transmisores ubicados en ese lugar.
Amanda Castillo, administradora de radio La Costeñísima, informó que el domingo la luz se fue desde el mediodía en el barrio 19 de Julio de esta ciudad y las 5:30 de la tarde no se había restablecido el servicio, por lo que esta emisora se mantuvo fuera del aire la mayor parte de la jornada dominical.
“Otro problema grave que enfrentamos en Bluefields es la inestabilidad del voltaje; a cada rato sube y baja, poniendo en peligro los equipos de la radio”, se quejó Castillo.
Sin embargo, en la delegación local de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), que es la abastecedora de energía en Bluefields, nadie da una respuesta sobre la mala calidad de este servicio y siempre remiten a los periodistas a las instancias nacionales para pedir explicaciones.
Otro problema que afecta a la mayoría de los habitantes de esta ciudad caribeña son los continuos y abruptos incrementos de la tarifa, que se dispara mes a mes. Edwin Pineda, habitante de un barrio céntrico de Bluefields, señaló que no se explica por qué sube tanto el cobro de ENEL si no se instalan nuevos artefactos.
“Parece que los medidores no sirven o que las tarifas las establecen arbitrariamente para sangrar a los usuarios de ENEL”, se quejó Pineda.
Gas Estable
Durante el fin de semana estaban cerradas las agencias que distribuyen el gas butano en la ciudad de Bluefields, sin embargo, Antonio Jarquín, un ciudadano consultado, dijo que la escasez de este producto no ha sido tan sensible en esta localidad.
“Hombré, hace unos días había escaseado, pero ahorita encontrás en las distribuidoras”, comentó Jarquín, añadiendo que el tanque de 25 libras, que es el que más se usa en esta ciudad, tiene un precio de 220 córdobas.