Contacto END

Continúan abusos en “Zonas Francas Uno”


Tania Sirias

Dos trabajadoras de la empresa de Zonas Francas Uno Garment, denunciaron ante el bufete jurídico del Movimiento “María Elena Cuadra”, las violaciones laborales de que están siendo víctimas. Martha Morales tiene ocho meses de embarazo, y desde el cuarto mes no se realiza ningún chequeo prenatal, pues la empresa se encuentra en mora con la empresa médica previsional.
Genoveva Rodríguez declaró que a pesar de que se quitó dinero de su pago para reportarlo al Seguro, esta empresa está morosa con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social. Afirmó que trabajó hasta un día antes de dar a luz, el trece de julio.
“El 28 de agosto me estaban llamando para que me reintegrara a mi puesto de trabajo, me enviaron una carta que si no regresaba ese día iba a tener problemas o que me iban a despedir. El problema es que la niña ni siquiera ha cumplido los dos meses, y que tampoco cumplieron con el prenatal”, denunció Rodríguez.
El día del parto, Genoveva fue trasladada a la clínica médica a la que estaba afiliada, y tuvo que pagar como un servicio privado, ya que la empresa estaba morosa con el INSS. “Nos estaban cobrando cinco mil córdobas, pero como pobres, tuvimos que pagar cien dólares para que me dejaran salir del hospital”, relató la demandante.
Ambas trabajadoras señalaron que a pesar que las horas extras son convenidas con los empleadores, eran obligadas a trabajar sábados y domingos hasta la cinco de la tarde.
Una empresa reincidente
Sandra Ramos, del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra”, hizo un llamado al Ministerio del Trabajo para que se ponga beligerante ante estos casos, ya que estas dos trabajadoras fueron a poner su denuncia ante el Mitrab y no se les ha resuelto nada.
Indicó que esta fábrica es reincidente en violaciones de derechos laborales, “ya se había solicitado una inspección a esta empresa, de la cual recibimos bastantes denuncias. Vamos a insistirle al Gobierno que no siga aceptando inversionistas que no cumplan siquiera con los derechos básicos de los trabajadores”, dijo Ramos.
Martha Morales comentó que los dueños de la empresa las amenazan con despedirlas y “circularlas” en las demás empresas de Zonas Francas, si ellas o cualquier otro trabajador los denuncian ante los medios de comunicación.
“Nos avisan cuándo van a llegar a inspeccionar por parte del Ministerio de Trabajo, y aquél que se queje con los inspectores es despedido de inmediato. Queremos saber a dónde va a parar el dinero que nos quitan de nuestro pago, que nos lo ganamos con el sudor de nuestra frente”, dijo Morales.
Oscar Morales, abogado del Movimiento “María Elena Cuadra”, afirmó que esta empresa está sancionada por el Mitrab desde diciembre pasado, y no han pagado la multa. El Mitrab debe llamar a estas trabajadoras y a los representantes de esta empresa para que este problema sea resuelto, dijo.