Contacto END

Inconformidad por requisa de langostas

* Señalan a Procuraduría Ambiental de desconocer leyes

Fermín López

PUERTO CABEZAS
Doscientas sesenta y seis libras de langosta fueron ocupadas por la Procuraduría Ambiental y el Adpesca después que la Fuerza Naval, mediante un operativo, las retuviera en los Cayos Mískitos donde habían sido compradas por la señora Xiomara Henry, originaria de esta ciudad.
De las 266 libras de langosta, 147 corresponden a talla comercial y 119 a fuera de talla, pero el total fue remitido a un depósito por parte del Adpesca y la Procuraduría Ambiental, bajo el argumento de que se trata de una retención y un proceso que dura 14 días para saber cuál será la decisión final.
Los inspectores de pesca Dalton Francis, del área de Recursos Naturales de la Alcaldía de Bilwi, y Oscar González, de Adpesca, no estaban muy de acuerdo con la ocupación de todas las langostas incluyendo las de talla comercial, sin embargo la afectada manifestó que fue el técnico de la Procuraduría Ambiental, Pablo Zúniga, quien insistió para que retuvieran las langostas legales.
La señora Marcia Hammer, quien es suegra de Xiomara, consideró que la actitud de los funcionarios de la Procuraduría Ambiental afecta a los mískitos que con sacrificio tratan de hacerle frente a la vida. La quejosa dijo que su hijo, Jacinto Chow, prestó el dinero para poder ir a los Cayos a comprar esa langosta, y no sabe ahora cómo saldará esa deuda porque se las quitaron todas.
En horas de la tarde de ayer los afectados recurrieron ante las oficinas de la Procuraduría de Derechos Humanos y el Gobierno Regional, donde interpusieron su situación.
Amenazan con pedir destitución
de procurador
Por su parte, el gobernador de la Región, Reynaldo Francis, dijo que de inmediato procederán a investigar el caso y amenazó con pedir la destitución del procurador ambiental Edgard Rodríguez Prado, a quien calificó de irrespetuoso y de desconocer a las autoridades regionales y atentar contra la seguridad alimenticia de la familia afectada.
“Vamos a ordenar que les entreguen las langostas de talla comercial, porque la ley no habla de langosta de talla comercial sino de fuera de talla, además, aquí no hay mejor procurador que los indígenas de las comunidades que han sabido cuidar y conservar sus recursos desde hace muchos años, y la gente del Pacífico se ha encargado de venir a destruirlos”, expresó el gobernador de la región.
Durante la ocupación, el procurador ambiental Edgard Rodríguez amenazó con demandar a los periodistas de los medios de prensa presentes, al tiempo que los señaló de azuzadores y poco profesionales, porque brindaban cobertura a la ocupación. Desde diciembre de 2005 las oficinas de la Procuraduría Ambiental en esta ciudad permanecen cerradas, y cuando había un procurador, permanecía más tiempo en Managua que en la región.