Contacto END

Protegidos por los “animales héroes”

* Patos, conejos, caballos, hamster y colonias enteras de ratas blancas nos salvan de epidemias * Laboratorio del Minsa en búsqueda de detectar lepra de montaña, rabia, marea roja y otras enfermedades

Melvin Martínez

Miles de vidas se sacrifican anualmente en los laboratorios del Ministerio de Salud (Minsa) para garantizar la existencia de los nicaragüenses. Son los “animales héroes”, según los médicos, quienes experimentan en conejos, patos, caballos, hamster y especialmente en colonias enteras de ratas blancas; en la búsqueda de un diagnóstico para enfermedades, inocuidad de alimentos y fenómenos naturales.
“Pero no nos equivoquemos, aquí son las ratas las que principalmente cuidan a los nicaragüenses”, dice el doctor Alcides González, Director del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR).
Y es que las ratas blancas son por excelencia el mejor organismo para realizar los experimentos, según González, pues son bastante inmunes a las enfermedades y cuando alcanzan la alimentación óptima y el peso exacto son determinantes para comparar las reacciones que tendría el cuerpo humano en las mismas pruebas.
Este centro está ubicado en el edificio “Conchita Palacios”, la sede central del Minsa, donde más de un prójimo se sorprende al contemplar un pequeño zoológico en la parte trasera, sin saber que está en presencia de los animales que nos cuidan de las epidemias.
González explicó que estos animales son utilizados en el monitoreos rutinario para detectar enfermedades como la lepra de montaña o Lesmhaniasis, la rabia, marea roja y otras.
“Las pruebas con ratas ayudan a salvar vidas, protegen a la gente y al ambiente, y además necesitamos saber que los productos que consumen los nicaragüenses no dañan la salud humana”, afirmó.
“Ojo al cristo” con marea roja
El médico indicó que una de las pruebas que más se monitorea actualmente es la “enfermedad de intoxicación paralítica por moluscos”, mejor conocida como marea roja, ya que puede aparecer en cualquier momento en nuestras costas debido a la temporada lluviosa, ésta, regularmente, causa parálisis en el cuerpo humano.
El doctor González explicó que el Minsa utiliza el método tradicional para detectar este fenómeno, que es recopilar las pruebas de diversas costas y luego se aplican en los animales, igual que cuando se busca detectar la rabia y otras enfermedades.
Detalló que el Minsa mantiene una inmensa cantidad de ratas de laboratorio en este Centro, de las cuales se seleccionan las que tienen un peso entre los 19 y 22 gramos, que representa la muestra exacta para realizar el experimento.
“Se evalúan las muestras de moluscos de diversas costas del Pacífico del país. Éstas son recopiladas por los mismos técnicos de los Silais de cada zona”, refirió. Estos cuerpos de moluscos previamente clasificados se disuelven en solución salina, la que después es inyectada a una muestra de ocho ratas divididas en dos partes, destacó.
A las primeras cuatro ratas se le denomina “ratones testigos” y sólo reciben la solución salina, mientras el resto, la “muestra específica”, recibe las dos sustancias disueltas. Entonces entra en escena la medida del tiempo, que es conocida como “inmunidad de ratón”, el tiempo promedio en que mueren los roedores.
“Una vez inyectadas las sustancias, si existe presencia de la toxina, los roedores comienzan a morir, pero lo principal es tomar el tiempo en que la parálisis los mata. A eso se le llama “unidad de ratón”, que se calcula mediante una tabla”, explicó González.
El médico aclaró que, tarde o temprano, los ocho animales mueren por la presencia de la toxina, pero no por esa razón hay presencia de Marea Roja, ya que el indicador principal es la concentración en que se presenta esta sustancia, que siempre está en el mar pero se trata de calcular su intensidad.
“Si los ratones mueren en un minuto o menos tiempo hay que dar la voz de alarma porque quiere decir que hay unas 400 unidades de ratón, y ya es perjudicial para la salud del ser humano”, agregó
Este laboratorio también se encarga de la reproducción de las ratas y hamster, que son utilizados para detectar casos de Lepra de Montaña o Lehmaniasis, la que es causada por el piquete de una mosca.