Contacto END

Línea directa


No espere, actúe de inmediato reclamando sus propios derechos

Carta recibida:
Estimados amigos de AyudaUSA, ustedes son la última esperanza para que el matrimonio de mi hija NO fracase, para que se mantenga vivo y fogoso. El marido de mi hija Patricia es residente legal por la Ley Nacara. En la actualidad él está en proceso de ciudadanía americana en EU.
Mi hijita nicaragüense tiene veinte maravillosos meses de estar casada en EU. Ella entró ilegal, mojada por Bronville, por el año 1998, y se fue a vivir a Los Ángeles, donde unos parientes lejanos de su padre. En la actualidad, ella tiene el status de TPS, tarjeta de seguro social, licencia y el permiso de trabajo. Su marido ha querido iniciar el proceso de la residencia para ella, pero su abogada de inmigración le explicó que es mejor esperar a que salga la ciudadanía del marido, que NO puede viajar a Nicaragua. Que espere la nueva ley de inmigración, que será más fácil y rápido el proceso de la residencia.
El problema es que me siento muy enferma, con cáncer, y deseo estar con mi hijita. NO tengo visa y uno de estos días el Creador, nuestro Dios, me llama. Mi hija ahora está embarazada y tiene un buen trabajo. La abogada de inmigración de mi hija, en California, dice que como ella entró ilegal NO se puede comenzar el proceso de la residencia, que tienen que esperar, que si Patricia viene a Nicaragua no podrá entrar por diez años a EU.
El marido de mi hija es muy bueno, pero NO está dispuesto a esperar diez años para que ella regrese. Mi hijita insiste en viajar a Nicaragua, estar conmigo y esperar la residencia en Nicaragua. Pero la abogada dice que NO se puede hacer NADA. Por favor, por lo que más quiera “Aprendiz de Quijote”, encienda alguna luz de esperanza en esta reunión urgente de madre-hija. ¿Podrá venir mi hijita a Nicaragua? ¿Regresar a EU y salvar su matrimonio? Me urge que me conteste.
Consuelo, Nicaragua.
Respuesta:
Estimada amiga lectora, son los deseos de TODOS los que laboramos en EL NUEVO DIARIO y en las oficinas de AyudaUSA, tanto en Managua como en Miami, que su salud mejore, que haga un esfuerzo y se reponga en pensamiento y cuerpo. Que piense amiga lectora en sus futuros nietos, en lo bello y gentiles que serán, como una prolongación más del amor, los valores que ha demostrado su hija Patricia.
Primero un comentario sano, sencillo y con mucha humildad profesional: la abogada de su hija en California está un poco equivocada al decir que tienen que esperar la ciudadanía de su yerno para comenzar el proceso de la residencia de su hija. Es decisión errónea pensar que tienen que esperar por una nueva ley para la residencia. También está equivocada cuando dice que NO puede viajar a Nicaragua.
Le explico en qué nos basamos para decir eso: en la ley, códigos, manuales y procedimientos inmigratorios y un poquito más de 20 años de experiencia en el ramo de inmigración de EU.
Pasemos a desglosar los diferentes recursos que tenemos disponibles en este caso para la unión especial de madre-hija. Su hija Patricia, amiga lectora, bajo el status legal de TPS puede gestionar un permiso de salida-entrada especial (advance parole, planilla i-131), para salir y reingresar a EU sin ningún problema. Es decir, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (Uscis), le concede, al amparo del TPS y según la ley actual, el derecho de viajar al nicaragüense, al extranjero, bajo el estatus TPS. El marido de Patricia NO tiene que esperar solo por su amada, como “Penélope”, el personaje de la mitología griega.
Pero aquí NO termina la buena fortuna de Patricia, pues al regresar con el permiso especial y entrar legalmente, bajo palabra, ante un oficial de Aduanas e Inmigración de EU podría consecuentemente gestionar la residencia legal bajo una petición del esposo residente en proceso de adquirir la ciudadanía estadounidense. Pero, ella entró ilegal, ha estado ilegal en EU por un año o más, por lo cual le cae encima el impedimento de 10 años para procesar con éxito el ajuste de status a residente legal. ¿Qué hacer? ¿Cómo se soluciona esto?
Proceso de Perdón
Hay unos procesos administrativos en la ley de Inmigración y naturalización de EU, según la sección y el tipo de caso, que cura ciertas deportaciones, crímenes, entradas ilegales y otras situaciones que impiden el otorgamiento de visa, ajuste de status en diferentes casos donde la misma ley impide cualquier beneficio de visa consular, o de ajuste de status legal, temporal en EU. Este proceso se le conoce como un perdón o Waiver.
En el caso de Patricia, el trámite es bajo la sección INA 212(a)(9)(B)(5). Tramitar este perdón no es nada fácil, hay que tener mucha paciencia y ganas de trabajar, ya que hay que investigar las posibilidades de éxito.
Hemos visto casos en que muy fácilmente niegan el perdón, otros que cuando el matrimonio está bien establecido, cuando hay conducta limpia y todos los demás factores son igualmente positivos, también niegan el perdón, el Waiver.
No Hay manera de garantizarle éxito en la gestión del perdón especial, pero es posible, y nuestra oficina ha tenido éxito en varios de ellos. Lo más importante es tener una mente positiva, paciencia, buen dinero para gastos legales y ganas profesionales fecundas de hacer un excelente trabajo legal.
Pero déjeme repetirle amiga lectora, su hija Patricia por el momento NO necesita el perdón, Waiver, para poder viajar a Nicaragua y estar un tiempo muy especial con su querida madrecita.
Si usted le manda un recorte de esta columna a California, y consecuentemente, su hija nos llama por teléfono con el espíritu de éxito, nos comprometemos a hacer las gestiones de forma gratuita y con mucho amor de “Aprendiz de Quijote. Esperamos que nos invite a un cafecito criollo, cuando su hija se encuentre en Nicaragua. ¡El resto es historia!
Sociólogo, Derechos Humanos
Inmigración AyudaUSA, PA
ayudausa@hotmail.com
Miami: 305-220-7000
Nicaragua: 266-2000
Reparto San Martín, casa 30