Contacto END

Ruega que no la lancen a la calle


Silvia Hernández

“Lo único que pido es que me permitan estar un poco más de tiempo en la propiedad donde vivo con mis hijas”, dijo muy angustiada la señora Juana María Aguilar Herrera, quien está siendo amenazada de ser desalojada por miembros de una cooperativa denominada Asociación “Enrique Schmidt”, a la cual pertenecen varios familiares de su difunto esposo.
Ahora ella está recurriendo a la generosidad y apoyo del vicealcalde del municipio de Ciudad Sandino, don Guillermo González, a quien le suplica que interceda para que no la lancen a la calle, mientras consigue construir su vivienda.
Doña Juana relató que a raíz del fallecimiento de su esposo, don Virgilio Francisco González Traña, tras sufrir una larga enfermedad, desde hace año y medio no han tenido sosiego, pues su estadía en la propiedad donde le dieron posada en 2001 se ha convertido en un calvario, debido a que los familiares --sobrinos del difunto-- le exigen que desocupe, pues como dice el refrán: “Muerto el ahijado se termina el compadrazgo”, y le argumentan que nada tiene que hacer ahí ya que él esta muerto.
La propiedad en donde se encuentran junto a sus hijos esta ubicada en la Zona 11, frente a la cooperativa de la ruta de buses, contiguo al Colegio San Miguel, en Ciudad Sandino. “Yo estoy consciente de que la propiedad no es mía y nunca he pretendido adueñarme, lo único que les pido es que me permitan un tiempo más ya que en estos momentos no tengo adónde irme a alojar”, reiteró la humilde mujer.
“Mis niñas aún no se recuperado del trauma que les provocó la muerte de su padre y ahora esta situación las ha alterado emocionalmente, por lo que están recibiendo atención sicológica, ya que es imposible que no se enteren de los constantes hostigamientos”, aseguró la madre.
También denunció que el presidente de la Asociación de nombre Juan Ramón, constantemente llega a su humilde morada en horas de la noche para amenazarla, y esta vez le advirtió que la desalojará el fin de semana, por lo que se presentó a EL NUEVO DIARIO para pedirle al vicealcalde su respaldo y que interceda para evitar esta acción tan bochornosa, ya que no tiene de dónde echar mano para construir aunque sea una champa para refugiarse con sus hijas.
Por su parte, la señora María del Socorro Reyes, Vicepresidenta de la Fundación Piera y Antonio Ferrerio, dijo que sus vecinos y la fundación misma se han solidarizado con esta madre y sus pequeñas, y están consiguiéndole material de construcción para levantarle una pequeña vivienda.