Contacto END

Policía investiga


Ernesto García

¡Ayúdeme por favor a encontrar a mi hija! Éste el clamor que, muy angustiada, lanza doña Narcisa Estela González, al cumplirse hoy el sexto día de la desaparición de su hija, Teodora Estela González Gaitán, de 21 años.
La desesperada madre relató que Teodora desapareció desde el pasado lunes por la mañana, cuando fue a dejar a la parada del bus a su retoño, quien trabaja en una de la tiendas del Aeropuerto Internacional Managua.
Acongojada por no saber nada del paradero de su hija, doña Narcisa denunció lo sucedido en la Estación Seis, y señaló que extrañamente la joven no contesta su teléfono celular y el buzón para guardar mensajes está lleno.
La afligida madre asegura que su hija llegó a trabajar e incluso se montó en el bus de recorrido de personal, pero cuando le preguntó al chofer, de nombre Carlos, éste le dio una mala contestación.
Doña Narcisa dijo que en el centro de trabajo de su hija, ninguno de sus compañeros le ha dado mayores detalles sobre el posible paradero de Teodora, quien al momento de desaparecer vestía una camisa color blanco, blazer y pantalón de color negro, igual que los zapatos y las medias.
Según la madre, la única persona que le ha dado una “luz” sobre el posible paradero de su hija es una amiga de nombre Karla Romero, quien a la vez la remitió donde un compañero de trabajo de nombre Wilfredo Rocha.
“Ese Wilfredo Rocha me dijo primeramente que mi hija estaba en Montelimar, después que estaba en Jinotega, pero que no se podía comunicar conmigo, porque está muy enferma”, aseguró vía telefónica doña Narcisa, quien luego se rompió en llanto.
Las autoridades policiales del Distrito Seis, además de investigar la desaparición de Teodora, también están avocadas a dar con el paradero del taxista Sam Beer, quien desapareció con todo y su vehículo desde el pasado 15 de mayo.
Las autoridades policiales de “La Subasta” igualmente investigan la desaparición de Rafael Téllez Alvarado, joven obrero de la construcción que desapareció desde hace cinco días, cuando salió de su casa en Villa Reconciliación rumbo a su trabajo. En ninguno de los tres casos las autoridades policiales reportan avances en el esclarecimiento de los mismos.