Contacto END

Unicef: sube deserción y baja matrícula escolar

* En los últimos tres años bajó cinco puntos la cantidad de niños matriculados en el sistema educativo

Tania Sirias

Sólo el 79 por ciento de los niños en edad escolar primaria están matriculados, y las tasas de permanencia dejan mucho que desear. En 2002, por ejemplo, sólo un 29 por ciento logró terminar la educación primaria, según datos proporcionados por Unicef.
Anyoli Sanabria, oficial de educación y ciudadanía de Unicef, dijo que este organismo trabaja en coordinación con el Ministerio de Educación, ya que no son ejecutores de programas.
“Nuestra misión es incorporar más niños al sistema educativo. Nos preocupa que en los últimos tres años el número de matriculados haya descendido. En 2005 era del 85.5%, y en 2005 fue de 80.3%. De seguir así, Nicaragua no cumplirá las Metas del Milenio, donde se pretende llegar al 100% en 2015”, dijo Sanabria.
Afirmó que uno de los factores que aumenta la deserción escolar es la pobreza, ya que muchas familias no pueden hacerse cargo de los costos directos e indirectos de tener a un niño en el sistema educativo.
La pobreza también es la causa principal del trabajo infantil, que afecta a más de 167 mil niños y adolescentes. “Nicaragua está en los últimos lugares de indicadores básicos. En lo único que estamos en la media es en que las niñas tienen mejores resultados que los niños en el sistema escolar. Es decir, que éstas completan más la primaria y secundaria que los niños”, agregó.
Indicó que en las edades tempranas el trabajo infantil no tiene diferencia, pero cuando van creciendo, las niñas se quedan en el cuido de la casa. Por su parte, los niños que trabajan como vendedores o en el campo dejan el colegio.
Es por ello que Unicef colabora con el Gobierno de Nicaragua para mejorar el sistema educativo. “Un ejemplo de cooperación es la Iniciativa de Escuelas Amigas y Saludables, un enfoque integral que promueve la educación de calidad en un entorno escolar saludable. Nosotros apoyamos en la dirección de preescolar como un proyecto de educación inicial. En primaria con una propuesta de escuelas saludables y en temas de prevención del VIH/Sida”, explicó Sanabria.
Comentó también que Unicef destinó un millón 700 mil dólares en financiamiento a la calidad escolar. Las áreas que están priorizando son el norte del país, especialmente Madriz y Nueva Segovia. A partir de 2005, se inició con la Costa Caribe, donde se encuentra la mayor cantidad de niños excluidos de la educación, y la calidad de la enseñanza es baja debido a que la mayoría de los maestros son empíricos.
“En esta zona es donde más se invierte recursos y se hacen coordinaciones para obtener más resultados. El objetivo es que el niño aprenda lo básico y que le sirva para toda la vida. No sólo pensar en el acumulado de conocimientos, sino que aprenda a interpretar lectura y a hacer cálculos matemáticos”, detalló.
Agregó que también se les enseña habilidades para resolver conflictos, cómo relacionarse con otras personas y todo lo que tiene que ver con cuido de la salud, en especial la prevención del VIH/Sida. Esto es básico para un niño de una comunidad rural como de la zona urbana”, concluyó la oficial de Unicef.