Contacto END

Desabastecimiento de agua rebota en ALMA

* Enacal les reconoce que hay suficiente agua, pero el servicio es malo en varias zonas * Pobladores exigen respuesta a Alcaldía y eso deteriora el presupuesto * 15 pipas hacen el trabajo diario de la aguadora en los barrios altos

Oliver Gómez

Los funcionarios de la Alcaldía de Managua revelaron que el desabastecimiento de agua potable ha crecido en las últimas semanas en la capital y está deteriorando el presupuesto de la comuna, pues los pobladores de las zonas altas les exigen respuestas y tienen que abastecer diariamente mediante 15 pipas, “pero el problema no es falta del vital líquido, sino el deterioro del servicio”.
Al menos eso dijo Jorge Berríos Vargas, director de obras y servicios municipales de la comuna, quien reveló que los directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) expusieron esta misma situación al alcalde Dionisio Marenco, en un encuentro en la municipalidad el pasado tres de abril.
Berríos indicó que el presidente de Enacal, Luis Henry Debayle, llegó con una comitiva de funcionarios y expuso el problema de falta de pago que están teniendo en diversos barrios, a los que llevan nuevos proyectos y servicio, pero nadie quiere cancelar la factura.
No obstante, reveló que los directivos de la comuna le dejaron ver a Debayle el deterioro del servicio en diversos puntos de la capital, el que hasta ahora ha seguido aumentando, pero el titular de la aguadora justificó esta falta de inversión en el mismo problema, falta de cancelación de facturas de parte de los clientes.
En la exposición, Debayle solicitó a la comuna que se encargue del pago de facturas en los mercados capitalinos, de la misma forma en que los comerciantes pagan sus impuestos a Commema, pues en estos sectores nadie quiere pagar el servicio. “Se vio una deuda que tenía Commema con Enacal, se llegó a un arreglo de pago y se firmó un convenio para que se recaude este dinero de Enacal”, dijo Berríos.
No obstante, el funcionario precisó que la falta de agua es un verdadero problema para la Alcaldía, la que en su afán de garantizar el bienestar de los capitalinos busca soluciones llevando el agua con 15 pipas diariamente, “pero eso implica dinero, porque se deteriora el vehículo, el pago del personal, combustible y otros gastos”, señaló.
Berríos Vargas refirió que la comuna cuenta con 20 pipas en total para las labores diarias, pero a partir de las cinco de la tarde, 15 de ellas se dedican a abastecer a los pobladores de los barrios Villa Roma, Camilo Ortega, Laureles Norte y Sur, Reparto Shick, Germán Pomares y las comarcas Jocote Dulce y San Isidro de la Cruz Verde.
En estos puntos Berríos aseguró que el problema es serio, ya que están situados en zonas altas y no les llega una sola gota de agua.
“En algunos barrios la demanda es tan fuerte que las pipas no logran llegar a las zonas altas, ya que los pobladores asaltan las pipas con machetes y vacían el líquido”, dijo.
Aseguró que la Alcaldía entiende la situación de estos habitantes, ya que se trata de un problema social, pero también se debe considerar que el chofer de estos vehículos anda expuesto entre las cinco de la tarde y las 12 de la noche.
Como parte de una solución, el titular anunció que la Alcaldía construirá un pozo nuevo y un tanque de almacenamiento en el barrio Germán Pomares, también se gestiona una solicitud de los pobladores de Laureles Sur, quienes pidieron reemplazar la construcción de un complejo deportivo que se tenía previsto en esa zona, a cambio de un sistema de agua potable para los habitantes.