Contacto END

Línea Directa


Ciudadanos de EU pueden gestionar peticiones en Nicaragua

Franklin Franklin Chávez
Sociólogo, Derechos Humanos
Inmigración AyudaUSA, pa
ayudausa@hotmail.com
Miami 305-220-7000
Nicaragua 266-2000
Reparto San Martín, casa 30

Las leyes de inmigración de Estados Unidos (EU) son muy específicas en cuanto a quién puede emigrar y obtener residencia permanente gracias a una petición familiar. También indican la cantidad de visas de residencia disponibles por el año fiscal vigente.
Solamente los ciudadanos y los residentes legales de EU pueden reclamar a sus familiares para vivir y trabajar de forma legal en EU. El tiempo que tarda el trámite depende de la preferencia de la petición. Cada preferencia tiene un número tope de visas de inmigrantes por año, y como las peticiones son mayores a las visas disponibles, allí está el detalle, en las esperas prolongadas.
Las preferencias también dependen de la calidad del solicitante --ciudadano o residente-- y el tipo de relación consanguínea que tenga con el beneficiado. El único caso que no tiene lista de espera, es la petición de un ciudadano estadounidense que reclama a su padre, madre, cónyuge o hijos menores de 21 años que sean solteros.
Hemos recibido varias llamadas, correos electrónicos en las oficinas de AyudaUSA en Managua, de ciudadanos estadounidenses donde nos preguntan cómo pueden procesar las peticiones, los trámites de su familiar inmediato, en la Embajada, en el consulado de EU en Nicaragua.
Para que un ciudadano estadounidense pueda iniciar el proceso directamente en el consulado de EU en Managua, tiene que estar viviendo en Nicaragua de forma permanente. Es decir, tener visa o status de residente en Nicaragua o ser gringo-nica y vivir la mayor parte del tiempo en Nicaragua.
El proceso se comienza sometiendo el formulario I-130 (Petición para un Familiar), aranceles correspondientes (190 dólares), con las hojas biográficas G-325 del peticionario y beneficiario, anexando los documentos correspondientes para el tipo de solicitud, de acuerdo con la relación sanguínea establecida.
Este tipo de peticiones puede ser tramitado directamente a favor del cónyuge; hijos solteros menores de 21 años; padre y madre del ciudadano estadounidense en el consulado de EU, siempre y cuando se cumpla la condición de residencia en Nicaragua y que el peticionario y beneficiario vivirán juntos en EU.
Dejemos bien claro que el ciudadano estadounidense que esté de visita familiar, de paseo, por amores en Nicaragua, NO puede realizar este trámite en el Consulado. La única opción en la mayoría de los casos, es comenzar el trámite en territorio americano, en la ciudad, Estado, Distrito donde vive, trabaja en EU.
En estos casos especiales, el Consulado tramita la petición (i-130), investiga muy bien todos los factores y datos en la declaración jurada, sometida en la primera entrevista. Varias semanas, meses después, según el tiempo que lleva la investigación, verificación y trámite consular de la petición i-130; le mandan una cita programada para la segunda entrevista.
En la carta le piden pasaporte vigente, el examen médico con vacunas correspondientes, dos fotos tamaño dos por dos, de frente, fondo blanco y sin lentes. Además, completar el formulario consular DS-230 parte 1 y 2, y el pago correspondiente de aranceles consulares (380 dólares).
Les pedirán, según el caso, documentos anexos del peticionario y el beneficiario. Certificado de nacimiento. Si en la Partida de Nacimiento existe una reposición, reconocimiento o rectificación, deberán presentar certificado de bautismo, y el literal de dicho documento. Certificados de matrimonio y divorcios. Certificado de Policía, defunción y soltería para mayores de 18 años, datos o documentos adicionales, según el código, categoría de visa que el consulado de EU en Managua le vaya a emitir.
En cualquier caso de petición familiar, no importa la categoría, si es de ciudadano o residente legal de EU, le pedirán completar y someter el formulario i-864 en la segunda entrevista. La certificación de sostenimiento económico obligatoria (Formulario I-864 Affidávit of Support), es un documento que debe ser completado por el peticionario en favor del beneficiario.
Se debe demostrar la legitimidad de los ingresos anuales del peticionario para el sostenimiento a favor del nicaragüense y demostrar que no se convertirá en carga pública en EU.
Estos ingresos anuales deben estar en un 125 por ciento por encima de la línea de pobreza, tomando en cuenta la relación total de miembros familiares que declara. Esta información se suministra en el “Affidavit of Support” o declaración jurada de manutención I-864.
Pero eso no es todo, el peticionario ciudadano estadounidense debe demostrar la procedencia de sus ingresos. Por consiguiente, debe llenar correctamente la declaración de impuestos de EU, estando “al día” con el pago de los mismos. Además, debe declarar exactamente su salario e ingresos.
Si efectivamente, los oficiales del consulado llegan a la conclusión que hay errores sustanciales en los documentos y que el beneficiario puede llegar a convertirse en una carga pública para el gobierno de Estados Unidos, le va a denegar la visa, lo que es muy común.
Pero hay ciertas soluciones a este problema. La certificación de sostenimiento económica, soportada en la sección 213 de la Ley de Inmigración, determina que el peticionario fiador de la visa puede transferir su obligación a un co-fiador, lo que puede desenredar cualquier falta de requisitos de impuestos y falta de ingresos, siempre y cuando se encuentre un buen candidato para ser co-fiador.
Finalmente, cabe destacar que el Formulario I-864 debe ser presentado individualmente por cada uno de los miembros de la familia que va a viajar y entrar como residente legal en Estados Unidos.
Cada fiador y co-fiador debe presentar declaraciones de renta de los últimos tres años, una constancia de trabajo actual, donde se desglose su antigüedad, cargo, salario, número de Seguro Social, los últimos tres meses de los estados de cuentas del banco, títulos de propiedad y toda la documentación que demuestre solvencia económica.
Este formulario debe ser autenticado por un notario en los Estados Unidos, cuando el fiador no vive en Nicaragua, sin embargo, la Unidad de Visas del Consulado puede autenticar la firma en estos documentos siempre y cuando el familiar peticionario, el fiador, esté presente en Nicaragua. Suerte, gringos y gringas, con el amor en Nicaragua, y como siempre, nos pueden llamar para una cita programada en Miami o Managua. ¡El resto es historia!