Contacto END

“Milagro de Dios” amenaza a Enacal

* Seis meses sin agua potable, y el presidente Bolaños sólo les envió un barril navideño * Se toman las calles, obstaculizan el tránsito y advierten toma del tanque de la zona

Los pobladores del barrio “Milagro de Dios” ya no aguantan el desabastecimiento de agua potable, y decidieron “agarrar al toro por los cuernos”, pues amenazaron con tomarse el tanque que la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) tiene instalado en ese lugar, el que según ellos sirve solamente para abastecer a los habitantes de Residencial “Las Mercedes”.
Ellos aseguran que tienen más de seis meses de no tener agua, y durante este tiempo han comprado el líquido a sus vecinos de la zona alta, a más de 20 córdobas el barril. “Pero ahora ya no tenemos capacidad de seguir comprando, y eso está afectando la salud de los niños”, dijo una de las vecinas.
Los funcionarios de Enacal les informaron que el problema surgió tras una falla en la bomba del tanque, la que terminó quemándose, y hasta el momento nadie se ha hecho presente al lugar.
El mes pasado, durante una visita del presidente Enrique Bolaños recibieron la promesa de que ese mismo mes el agua les sería restablecida. “El Presidente manifestó que iba a hablar con los encargados de Enacal para ver cómo nos solucionaba el problema, pues dijo que no era su facultad dar una solución inmediata”, expresó Léster Aguirre, fundador de este barrio.
Varios pobladores presentaron sus recibos de cuota fija, los cuales les enviaba Enacal antes y durante la falta de abastecimiento de agua. Estos recibos fueron extendidos por la cantidad de 55 córdobas. Pero a partir de julio del año pasado dejaron de llegar los recibos, y con ello la esperanza de que se reestablezca el servicio.
“Tras exponer nuestro caso al Presidente, nos mandó una pipa para el 24 de diciembre, para regalarnos un barril de agua a cada uno, pero de ahí nunca más apareció”, dijo Amada Benavides, una de las afectadas.
Como medida de presión, los pobladores de este barrio se tomaron la calle principal y no dejaron pasar los buses durante la mañana del lunes, pero desistieron, pues manifestaron que el problema no es con el transporte, sino con Enacal.
Los líderes del barrio han decidido entonces tomarse el tanque de Enacal, para cerrar las llaves y evitar que el agua fluya hacia Residencial “Las Mercedes”, pues dicen que no es posible que ese tanque esté ubicado en el “Milagro de Dios” y beneficie a otros pobladores, mientras ellos deambulan sedientos.