Contacto END

33 años del Cepad y 70 años de su fundador


Colaboración
El Consejo de Iglesias Evangélicas Pro Alianza Denominacional, Cepad, se fundó tres días después que el doctor Gustavo Parajón, en ese entonces médico del Hospital Bautista, llamó a las iglesias evangélicas a una reunión de urgencia en los predios del Colegio Bautista.
Concurrieron al llamado un grupo de pastores de distintas iglesias y se creó un comité de ayuda a los damnificados de Managua. Después, pasó a convertirse en un comité de desarrollo y hoy, a 33 años de existencia, es un Consejo con 35 iglesias y ministerios cristianos que impulsa el programa de desarrollo de atención integral a la familia, donde se combate la pobreza con el Plan Patio, dando crédito para crianza de gallinas, cerdos, ovejas pelibuey y para producción de hortalizas y verduras.
Ha capacitado a más de 600 mujeres para que mejoren sus economías, en el programa de gestión ambiental y desarrollo; se capacita a pequeños productores en técnicas agropecuarias y en el programa de defensoría e incidencia política.
Se ha preparado un gran liderazgo comunal en 33 comunidades donde trabaja dicha institución. También tienen programas autosostenibles, como educación secundaria a distancia, egresando el fin de año 114 nuevos bachilleres, Centro de Capacitación Nehemías, donde se atiende a las delegaciones de iglesias hermanas del exterior y la radio Cepad que lleva 13 años de proclamar a diario la palabra del evangelio.
Primera ayuda fue tica
El doctor Parajón recuerda hoy que los primeros que vinieron con ayuda alimentaria y medicinas para los damnificados fueron los costarricenses.
Al enterarse en Costa Rica del terremoto, 12 horas después del sismo, llegaron a la destruida capital con una caravana de buena voluntad.
Después, extendió la ayuda solidaria proveniente de todas partes del mundo.
El Cepad canalizó mucha ayuda y la distribuyó en una red de comedores populares que atendía a miles de personas que quedaron sin techo y sin nada. Fue tan bien organizada la red del Cepad que hasta el dictador Anastasio Somoza Debayle tuvo recelos de la institución, por lo que mandó a uno de sus asesores a enterarse que cómo hacía el Cepad para darle de comer a tanta gente.
El doctor Parajón, quien en días pasados cumplió 70 años, dijo que detrás de la institución siempre ha estado la mano de Dios para el servicio de los pobres.
Los 70 años del doctor Parajón
El doctor Gustavo Parajón, actual presidente honorario del Cepad, cumplió, a fines de noviembre, 70 años y recibió un sencillo homenaje de las comunidades en la primera iglesia bautista de Managua.
Fue fundador del Hospital Bautista, Upoli, Provadenic, (Proyecto de Vacunación y Desarrollo Comunal) y Cepad. Gestionó la llegada a Managua, en la década de los 60, de las pistolas de la paz para vacunar sin dolor a los niños para no ser atacados por la polio, que en esa época flageló a Nicaragua. Siendo niño, fue atacado por la polio que le dejó secuelas en una de sus piernas.
Fundó las comisiones de paz que aún están vigentes en Nueva Guinea y en zonas de Jinotega con 400 promotores de paz.
Fue uno de los notables y participó, junto al cardenal Obando Bravo, en la Comisión Nacional de Reconciliación en el proceso del desarme de la Contra.
Se le tiene como uno de los primeros médicos que llegó a Nueva Guinea a brindar atención.
El Cepad sirvió de refugio de guardias que huían del desbande del ejército de Somoza, un 17 de julio de 1979.