Contacto END

Delicado tras paliza de tres policías

* La queja de un cobrador propició exceso agresivo * Afectado en lenta recuperación, pero aún peligra

Mauricio Miranda

José Castillo Miranda, el joven que fue brutalmente golpeado el pasado 15 de octubre por dos policías, se mantiene en una lenta recuperación, sin embargo, debido a que sus familiares no han logrado conseguir los medicamentos necesarios, aún se mantiene delicado en su cama de convaleciente.
Castillo Miranda regresaba en un bus expreso Managua- Chinandega hacia Posoltega, de donde es originario. Iba acompañado de su amigo Germán, con quien intercambiaba una botella de ron, según él mismo relató a EL NUEVO DIARIO.
Abuso policial
Al llegar a la parada de León, el cobrador del bus les dijo a unos patrulleros de la Policía que José Castillo Miranda estaba alterando el orden. Los oficiales José Luis Blessing Alvarado, Salvador Bravo y el
suboficial Sergio Juárez, lo bajaron a la fuerza y lo obligaron a que abriera su mochila.
“Yo les dije que no estaba haciendo nada y que no era un delincuente, pero como no quería abrir la mochila, entonces me empezaron a golpear”, relató José Castillo a END. El joven fue reducido a patadas y puñetazos, pero la golpiza continuó después de esposado y aún cuando lo tiraron a la tina de la patrulla.
Lesiones y estado delicado
Castillo Miranda tiene severas lesiones en los intestinos grueso y delgado. Sufre de una deshidratación severa y los médicos han dicho que, de no recibir un frasco de Dextrosa, uno de Levamín y otro de Freamine, de 1000 cc cada ocho horas, puede fallecer.
La situación es difícil para sus familiares porque el costo de los dos últimos medicamentos no baja de los setecientos córdobas. Este tratamiento apenas lo prepararán para la séptima operación.
Los oficiales que lo apalearon trataron de comprar el silencio del joven ofreciéndole el pago para los gastos médicos. “Pero sólo pagaron una parte --asegura Álvaro José Miranda, tío del convaleciente-- pero para nada, ni se han vuelto a aparecer”.
La Inspectora General, comisionada general Aminta Granera, sólo les aplicó sanciones administrativas a los abusadores, aunque, según el Jefe de la División de Asuntos Internos de la Policía Nacional, comisionado mayor Juan Báez, él mismo recomendó la baja deshonrosa.
Los familiares de José Castillo Miranda piden justicia por este flagrante abuso policial. El joven, de 22 años, está internado en la habitación 3 del Hospital Sumédico, en Managua. El teléfono de Álvaro Miranda, su tío, es 8462085.