Contacto END

Doña Juana emocionada

* Desborde de ayuda incluye 100 dólares desde Alaska

Silvia Hernández

Muy agradecida se sintió doña Juana Cordonero Brizuela, de 74 años, al recibir la cantidad de 115 dólares y 300 córdobas en efectivo, más un quintal de arroz y una cubeta de aceite, como parte del donativo que le enviaron varias personas atendiendo al llamado que publicara la semana pasada.
Doña Juana sufre de Linfoma No Hodgkin y urge practicarse cinco ciclos de quimioterapia para prolongar su vida, pero su pobreza no le permite comprar el tratamiento debido a su alto costo. Esta necesidad fue lo que provocó que los donantes se volcaran con la ayuda.
Los primeros 15 dólares llegaron el mismo día que se publicó el caso en EL NUEVO DIARIO, casi al mismo tiempo que llegaron los 300 córdobas. El fin de semana pasado, el caso de doña Juana fue leído en Alaska, donde una nicaragüense reside y no dudó en ayudarle enviándole 100 dólares. “Dígale que se los envía mi virgencita que siempre la tengo presente”, dijo esta mujer vía telefónica desde esa fría ciudad.
El quintal de arroz y la cubeta de aceite fueron donados por otro lector que pidió guardar su identidad. La humilde ancianita se mostró contenta con este donativo, pues ahora podrá completar el primer ciclo de quimioterapia, un medicamento que deberá aplicarse cada tres semanas hasta completar cinco ciclos, “con la fe en Dios que me podré superar de esta terrible enfermedad”, dijo.
La señora agradece a cada uno de los lectores que hicieron eco de su llamado, en especial a la señora que vive en Alaska, que desde muy lejos tiene presente a sus compatriotas.
“¡Que Dios bendiga y colme de bendiciones en esta Navidad a estas personas!”, expresó la señora al despedir al equipo de EL NUEVO DIARIO que le llevó este donativo hasta su casa de habitación, ubicada en el kilómetro 21 de la carretera vieja a Tipitapa. No obstante, Cordonero sigue pidiendo el apoyo de alguna institución o persona que quiera completarle los otros cuatro tratamientos.