Contacto END

Línea Directa


Franklin Franklin Chávez
Sociólogo, Derechos Humanos
Inmigración AyudaUSA, pa
ayudausa@hotmail.com
Miami 305-220-7000
Nicaragua 266-2000

Carta recibida:

“Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios” (Hechos 20:24).
Cordiales saludos, señores de AyudaUSA. Estuve leyendo su columna en EL NUEVO DIARIO y me llamó la atención los diferentes puntos a los que se refieren respecto de la desidia de muchos nicaragüenses de no hacer una gestión apropiada de visa. Ustedes son los primeros en Nicaragua, que de forma muy profesional, dinámica, sencilla y que el pueblo entiende; abordan el tema de inmigración legal o ilegal a Estados Unidos (EU) y por eso les escribo.
Lo que quiero consultarles es relacionado con mi familia. Mi padre es ciudadano estadounidense, pero jamás hizo algo por gestionar nuestra respectiva visa de residencia o tramitar una visa de visita. Pasaron los años y sus hijos hemos superado los 21 años de edad, hemos contraído matrimonio, teniendo hogares muy unidos en Nicaragua.
Ahora bien, mi cuestionamiento es con relación a mi hijo. ¿Existe alguna posibilidad de que mi hijo pueda ser beneficiado por una petición de su abuelo (mi padre), ya que es un pequeño de casi dos años? ¿Qué posibilidades hay de que sea más factible para nosotros el conseguir visa de turista? Esta visa sería para poder visitar a mi padre, que a sus 60 años está solo y afectado por enfermedades y tratamientos, por accidentes de tránsito que lo han tenido postrado en cama y silla de ruedas, por diferentes periodos de tiempo en EU. Estaremos esperando sus comentarios y muchas gracias.

Felipe.

Respuesta:
Muy bien nos enseña la Biblia, sin injerencia de seres extraños, lo que debemos hacer o esperar de nuestro comportamiento en esta tierra prestada por Jehová. Qué triste es llegar a la edad adulta y pasar las circunstancias que ahora vive el padre de Felipe: estar solo, sin familia, sin cónyuge, hermanas, hijos, nietos con quien compartir amor, cariño, cuidados y vivencias familiares en los últimos soplos de vida terrenal.
Felipe, debo decirle que su padre es quizás tres veces culpable por no escuchar, por no ver, por no sentir el clamor de reunificación familiar, que por derecho propio del hombre y el mandato de Jehová, nos pertenece.
Pasemos a evacuar la necesidad de Felipe, en beneficio de su pequeño hijo de dos años. Los abuelos no pueden hacer petición por los nietos. Hay un proceso especial cuando los nietos adquieren la ciudadanía estadounidense, que está regido por códigos y requisitos especiales en las leyes de Inmigración y Naturalización de EU. En otra ocasión hablaremos de esta posibilidad, que NO ES FACTIBLE, posible, ni real en este caso.
Lo que, usted amigo Felipe, puede hacer, es que su padre ciudadano gringo, comience gestionando, sometiendo una petición familiar a su favor para emigrar a EU (formulario i-130), que le otorga a usted –Felipe-- el beneficio de inmigrar legalmente a EU junto a su cónyuge, y especialmente su tierno, como es su deseo. Esta petición es de tercera preferencia, con lista de espera, como puede ver en el boletín de visas que publicamos todos los meses en esta columna de AyudaUSA. Creo que sería una de las soluciones quizás no inmediata, pero muy posible.
Felipe pregunta en su correo electrónico, las posibilidades de obtener una visa de turista B2, para visitar al padre enfermo, postrado en cama. Es muy difícil sin ver su documentación pertinente (sin una PRE-calificación), contestarle de forma concreta y precisa las posibilidades de éxito de obtener la visa de turista en el Consulado. Le recomendamos que busque una cita privada con AyudaUSA en Managua, para beneficio de toda la familia.

Boletín de visas por peticiones familiares (diciembre de 2005)

Primera preferencia: 22 de abril de 2001.
Segunda 2A: 01 de enero de 2002.
Segunda 2B: 08 de junio de 1996.
Tercera preferencia: 08 de junio de 1998
Cuarta preferencia: 01 de mayo de 1994.

Peticiones de ciudadanos nica-estadounidenses
Las peticiones familiares i-130 para residencia en EU, presentadas por un ciudadano nica-estadounidense, son de trámite inmediato cuando se trata del cónyuge, hijos o entenados solteros menores de 21 años, o el padre o la madre del mismo.
Aunque la petición i-130 es de familiar inmediato, es decir sin tiempo de espera, en la práctica burocrática y por razones de seguridad nacional, toma varios meses en trámite, a veces más de un año para ser aprobada por Uscis (inmigración de EU). Posteriormente, el caso es remitido al Centro Nacional de Visas, de donde mandan correspondencia al peticionario, pidiendo documentación financiera (datos adicionales), junto a un pago en dólares para el trámite de visa. Finalmente, la petición aprobada por inmigración de EU (Uscis) es enviada al Consulado de EU en Managua para su proceso final.
La petición de un ciudadano nica-estadounidense se convierte en trámite de “Primera Preferencia” cuando se trata de hijos mayores de 21 años solteros o divorciados. De tercera preferencia es cuando son hijos de cualquier edad, pero casados (el caso de nuestro amigo lector Felipe). La cuarta preferencia es cuando se trata de hermanos, hermanas (solteros o casados) del peticionario, ciudadano nica-estadounidense. Esta categoría incluye al cónyuge e hijos menores de 21 años.

Peticiones por nicas-residentes legales
Las peticiones familiares i-130, presentadas por un nicaragüense residente legal en EU para su familia, son de segunda preferencia (clasificación 2A), para beneficiar a cónyuges, hijos o entenados solteros menores de 21 años.
También está la clasificación 2B, para hijos solteros mayores de 21 años de edad. Estas peticiones tienen una lista de espera de varios años (entre siete y diez años) y por eso se les recomienda indagar, buscar otras alternativas viables y más cortas en su deseo de emigrar legalmente a EU. Les recomendamos hacer cita con AyudaUSA.
Para saber del estatus legal que actualmente tiene cualquier petición familiar sometida (i-130), primero les recomendamos llamar al Centro Nacional del Departamento de Seguridad Nacional de EU, al teléfono 785-330-1048, o al Centro Nacional de Visas del Departamento de Estado, cuyo teléfono es 603-334-0700. Recordemos que se debe someter la petición (i-130) lo más pronto posible. Nunca es tarde para comenzar, adelante amigo Felipe. ¡El resto es historia!