Contacto END

Línea directa


Esso en simulacro de derrame
Los directivos de la Gasolinera Esso Las Colinas realizaron un simulacro para ejecutar el plan de emergencia que dicha compañía diseñó en caso de reportarse un derrame de combustible, explicó Aron Guerrero, gerente de ventas al detalle de Esso On The Run.
El simulacro consistió en un derrame durante una descarga de combustible en la estación de servicio. Para realizar el desalojo del personal, los clientes y evitar que la sustancia se expandiera hacia otras áreas del local, se realizó una especie de retén con sacos de arena y otros materiales.
Participaron instituciones como la Policía Nacional, los Bomberos y la Cruz Roja; quienes pusieron en acción todos sus conocimientos para aplicarlos en estos casos. “Esto es parte del programa de la compañía, que anualmente capacita a todo su personal para que estén preparados en este tipo de situaciones. El objetivo del simulacro es mantener frescas las prácticas de respuestas a la emergencia”, indicó el ejecutivo.
Los resultados obtenidos en esta ocasión fueron muy positivos, indicó Guerrero, ya que contaron con un espacio de retroalimentación de las instituciones. Indicó que un plan de emergencia es diseñado de acuerdo a las características de la estación. “Se toma en cuenta ubicación geográfica, perfil, circulación de vehículos y otos elementos”, refirió.
Para mantener capacitado a su personal, en el año se realiza una simulación de emergencia en una estación de servicios diferente, esta vez fue en Esso Las Colinas.
Dentistas sin Fronteras
atienden a 400 pacientes
Una Jornada Odontológica de cuatro días se realizó la semana pasada para atender a 400 habitantes de los barrios “José Isaías Gómez”, “Carlos Fonseca” y “Roberto Huembes”. La misma fue impulsada por la Universidad “Juan Pablo II”, dijo sor Mireya Méndez, Rectora de esa casa de estudios.
Una brigada compuesta por seis odontólogos y una enfermera profesional del organismo internacional “Dentista Sin Frontera de España”, atendió en las instalaciones de dicha universidad en coordinación con el Centro de Salud “Pedro Altamirano”, quienes aplicaron la vacuna contra la Rubéola a personas en edades entre los 6 y 39 años.
La atención contempló extracciones de piezas dentales, calzaduras, limpieza, ligeras cirugías en las encías y charlas sobre técnicas de higiene bucal. Dentista Sin Fronteras asumió los costos de los materiales odontológicos utilizados, mientras la Universidad suministró alojamiento y alimentación para los integrantes del equipo de odontólogos.
Indicó la religiosa que el objetivo fue atender a unas 100 personas diariamente, entre niños y adultos. Sin embargo, destacó que se dio prioridad a las personas de la tercera edad y a los niños, por ser los que tienen mayores dificultades para asistir a los centros de salud y a clínicas privadas.
Celebran “Día del Huevo”
Yaoska Dávila
Unos 400 niños de la escuela “La Esperanza”, ubicada en el asentamiento La Chureca, fueron beneficiados con un desayuno y una mañana recreativa que les llevó el Payaso Pipo, gracias a la celebración del día mundial del huevo.
Los niños y niñas de este sector gozaron de una mesa servida con una bandeja de comida para el desayuno, “que mucha falta les hace”, según Sheyla Marenco, directora del Colegio La Esperanza.
Entre la comida que se sirvió había gallopinto, huevos revueltos, mortadela y tortilla; acompañado de un vaso de jugo de naranja. Además, la animación del Payaso Pipo contagió a la niñez presente. Toda esta actividad fue organizada por “Huevos El Granjero”.
“Agradecemos a esta empresa por escogernos entre todos los colegios, ya que estos niños si lo necesitan de verdad, porque son de escasos recursos. Son 220 niños y niñas, pero la dinámica era que cada niño trajera un compañerito, aunque no estudiara en esta escuela”, manifestó Marenco.
Esta actividad, según Dameyba Cruz, gerente general de Concentrados El Granjero, “es lo mejor para nuestra gente y fue organizada por la celebración del Día Mundial del Huevo, que se celebra desde hace más de 16 años en todos los países”.
Además de la participación del Payaso Pipo, estuvieron las mascotas de El Granjero. “Esta inversión es de más de 40 mil córdobas. Los niños quebraron diez piñatas y llevaron una canastita de huevo a sus casas”, dijo Cruz.