Ciencia

¿Deprimido? Realícese una cirugía plástica

Un estudio revela que la cirugía estética reduce los problemas de depresión.

Un número significativo de pacientes dejó de tomar antidepresivos después de someterse a operaciones de cirugía estética, según un estudio presentado esta semana en una convención de cirujanos plásticos en San Francisco (California). De acuerdo con este estudio, los pacientes de cirugía estética parecen "más felices por mejorar algo que les estaba molestando", explicó Bruce Freedman, director de la investigación.
"No estamos diciendo que la cirugía estética por sí misma sea responsable de la reducción del número de pacientes que toma antidepresivos, pero es un factor importante", añadió.
El estudio tuvo en cuenta los casos de 362 personas, la mayoría mujeres de mediana edad, que se sometieron a una operación de cirugía estética como aumento de pecho o un estiramiento de la piel. De entre los pacientes, el 17 por ciento (61 pacientes) tomaba medicamentos contra la depresión. Seis meses después de operarse este número se redujo en un 31 por ciento, o sea, a 42 pacientes. Por otra parte, el 98 por ciento de los pacientes dijo que la operación les había hecho mejorar su autoestima.
"Acabamos de descubrir algunas ventajas físicas y psicológicas de la cirugía plástica", dijo Freedman durante la conferencia de la Asociación Estadounidense de Cirujanos Plásticos, que se celebra hasta el martes en San Francisco.