Ciencia

“Sólo espero no despertarme al día siguiente”

Un tetrapléjico italiano pide que le practiquen la eutanasia, en un video dirigido al presidente de la Repúlblica, Giorgio Napolitano. “Lo que por desgracia tengo no es vida...sólo es un testarudo e insensato ensañamiento en mantener activas las funciones biológicas”, dijo en su video carta el enfermo.

El italiano Piergiorgio Welby, de 60 años, quien desde hace 30 años padece una distrofia muscular progresiva, que le impide hablar, caminar y moverse, y cuya vida depende de una máquina, ha dirigido una "carta-vídeo" pública al presidente de la República, Giorgio Napolitano, en la que pide que le sea practicada la eutanasia.
Napolitano se ha mostrable favorable a la apertura de un debate sobre la eutanasia -tras conocer el llamamiento que le ha hecho el enfermo-, lo que ha levantado una polémica entre la clase política de Italia y las críticas de la oposición conservadora.
La enfermedad de Welby no tiene cura y le obliga a permanecer inmovilizado en una cama con una máquina que le ayuda a respirar. Welby, gracias a un sintetizador, ha podido grabar un vídeo en el que con su voz metálica afirmó que su grito no es desesperación, sino que está cargado de "esperanza humana y civil para el país" y que su estado es el de una persona que ha perdido todas las esperanzas y sólo espera no despertarse al día siguiente.
Aseguró en su "carta-vídeo" que él ama la vida, que morir le horroriza, "pero lo que por desgracia tengo no es vida...sólo es un testarudo e insensato ensañamiento en mantener activas las funciones biológicas". Añadió en su misiva, hecha pública por su asociación, que su cuerpo "no es mío" y que si en vez de vivir en Italia, donde la eutanasia está prohibida, "fuera suizo, belga u holandés, podría evitar el ultraje, pero soy italiano y aquí no hay piedad".
El enfermo terminal agregó que no pide una muerte "digna, ya que la muerte nunca puede ser digna". "Digna debería ser la vida", añadió con su voz metálica, insistiendo en que la eutanasia no es una muerte digna, "sino oportuna". Además de la carta-vídeo, Welby contó esta pasada noche en un programa de televisión su situación.
En una reunión del grupo gubernamental "La Rosa en el Puño", del que forman parte los radicales, que apoyan la legalización de la eutanasia, se desveló que el presidente de la República le envió una carta en la que le cuenta que ha escuchado "muy conmovido" su llamamiento y que se siente afectado "tanto como persona como presidente".
Napolitano aboga por una confrontación política sobre el tema "en las sedes idóneas". Considera que el mensaje de Welby puede ser la ocasión para reflexionar "sobre situaciones y temas de particular complejidad en el aspecto ético, que necesitan una confrontación sensible y profunda".
Debate polémico
El caso de Welby ya ha despertado un gran debate sobre la eutanasia en Italia. Numerosos dirigentes políticos ya se han pronunciado sobre las palabras del presidente italiano, favorable ha discutir el tema. Entre las personalidades que se han pronunciado, están los presidente de la Cámara de Diputados, el comunista Fausto Bertinotti, y del Senado, el democristiano Franco Marini.
Bertinotti dijo que las palabras de Napolitano "están a la altura de un problema dramático" y deben ser escuchadas, mientras que Marini, aunque no rechazó un debate sobre el tema, insistió en que en Italia "no hay espacio para la eutanasia". Marini, como católico, sí se mostró en contra del ensañamiento terapéutico en los enfermos terminales.
Desde el centro izquierda, en el poder, se alzaron voces a favor de debatir la eutanasia, entre ellas las del ministro de Ambiente, el verde Alfonso Pecoraro Scanio. Italia de los Valores, partido que forma parte del Gobierno, aseguró que se trata de un tema personal y así debe ser tratado.
La oposición conservadora se mostró contraria. El ex ministro de Agricultura Gianni Alemanno dijo que las palabras de Napolitano "no son de recibo e institucionalmente equivocadas". "Con todo el respeto, el Jefe del Estado no debería lanzar mensajes y abrir debates que dividen al país y no forman parte de nuestra cultura. El centro derecha rechaza la eutanasia y ni siquiera el centro izquierda la tiene en su programa de gobierno", afirmó Alemanno.