Buena Onda

Campaña de reforestación del Madroño


El Árbol Nacional, el Madroño, tiene hoy en día un doble propósito, fortalecer la conciencia educativa sobre el reconocimiento que la especie tiene para el simbolismo patriótico del país y la intención ambiental de ser utilizado con fines de reforestación para recuperar la dispersión geográfica en el Pacífico del país donde anteriormente era abundante.
Parte de ese proceso es el que realizó la empresa Futuro Forestal la cual mediante su Fundación Bosque y Comunidad optó por realizar una campaña de reforestación pro fiestas patrias, disponiendo de 36 mil plantas de Madroño, producidas en los viveros de la empresa, que fueron sembradas por estudiantes de varias escuelas e institutos, en el municipio de Nandaime, Granada, Telica y El Sauce en León, así como Morazán, El Viejo, Villanueva y cercanías al Volcán Cosigüina en Chinandega. La campaña arrancó el primero de septiembre y culmina hoy.
La empresa instalada en Nicaragua, Futuro Forestal, junto con su Fundación Bosque y Comunidad, promueve el desarrollo de especies nativas, además del Madroño se hacen esfuerzos por recuperar plantas de Ñambar, Jícaro, Roble, entre otros, destinando áreas específicas para la preservación de estas especies.
Vladimir Elvir, a cargo de los proyectos productivos que se desarrollan con los centros escolares y la Fundación Bosque y Comunidad, destacó que de esas 36 mil plantas de Madroño al menos 12 mil fueron ubicadas en el municipio de Nandaime. Cabe destacar que los poblados de Granada, Masaya y León, son los que tienen mayor demanda de la producción floral de la especie en las celebraciones de La Gritería.
El Madroño fue declarado como Árbol Nacional el 23 de agosto de 1971, bajo el decreto 1891, el que mandata al Poder Ejecutivo, Ministerio de Educación y Ministerio de Agricultura, la siembra obligatoria de la especie en parques, avenidas, plazas y aceras cada Día del Árbol, sin embargo, la especie se ha visto afectada por un uso inadecuado, ya que es demandada como leña dadas sus bondades para este fin.
Este árbol que se ubica en Nicaragua es conocido científicamente como Calycophyllum Candidissimnu, identificado su crecimiento en la región del Pacífico de México, Centroamérica y parte norte de América del Sur. Adopta varios nombres en estos países.
Se caracteriza por ser un árbol que alcanza alturas de 15 a 20 metros, la madera es dura y de grano fino. Tiene hojas largas, de flores blancas y llamativas se colocan en la copa del árbol solamente y emana una fragancia dulce. Su floración se registra entre los meses de noviembre a febrero.