Buena Onda

De gira por la hacienda San Jacinto


Javier Poveda

Casi a mediodía tomamos rumbo a la Hacienda San Jacinto. La idea era aventurarnos por esos llanos y respirar un poco de aire patriótico en este mes que se enmarcan varias festividades.
Llegamos. En la entrada se paga --nosotros pasamos sin pagar- un precio “simbólico”, y lo primero en que fijamos la mirada fue en el cerro. El famoso cerro que muchos de nosotros escalamos en la secundaria, ¡qué recuerdos!
Al verlo dijimos: “Será que podemos subir en vehículo”, ¡pero no! La idea era sentir la adrenalina y llegar victoriosos a la sima. Aunque les contamos que el cerro está más verdoso, con muchos árboles en comparación con la última vez.

Ya están los colegios
Coincidimos con la visita del colegio “Salomón Ibarra”, de Tipitapa. La profe de ese centro nos contó que es muy importante que los estudiantes visiten anualmente la Hacienda San Jacinto para saber de nuestra historia.
“Aquí los estudiantes aprenden sobre las causas y consecuencias de la guerra, y les damos una guía para complementar el aprendizaje”, dijo Ivania Osorio Robles.
Nos explicó todo lo relacionado a la Hacienda. Hay tres salas, cada una con distintas partes de nuestra historia y se forman grupos de 25 estudiantes.
En la primera sala se nos explica el origen de la Batalla en San Jacinto; en la segunda están los símbolos patrios y hablan sobre el significado de ellos, pero, una de las más llamativas es donde están los objetos originales de la época (1956). Es prácticamente deber llevar un cuaderno y anotar los aspectos interesantes de nuestra historia. Es rapidita la gira, no te preocupés, sólo son 20 minutos de explicación.
Luego, vos podés tomar el rumbo que querás, ya sea subir el cerro, como nosotros lo intentamos, pero saben qué ¡no pudimos! La lluvia nos arruinó el plan y del cerro caían grandes avalanchas de lodo.
Sin embargo, hay otras formas de esparcimiento, como son los caballos. Sí, alquilan caballos a 10 córdobas la gira, si los ves muy grande, podés tomar un burrito.
Otros prefieren romancear bajo la sombra de los árboles, pero sea lo que hagás, será una forma divertida de aprender historia nacional.

La batalla
En la hacienda se dieron dos batallas. La primera fue el 5 de septiembre, y una de las causas fue que los filibusteros necesitaban víveres. Al llegar a San Jacinto se enfrentaron con los patriotas y ganamos. Dolidos, los filibusteros nos amenazaron con volver, como buenos nacionalistas les dijimos vengan pues. El 14 de Septiembre regresaron 300 filibusteros armados y en la hacienda 160 patriotas, pero no les demostraron miedo y en una batalla de cuatro horas ¡vencimos otra vez!
Años más tarde, ese enfrentamiento fue conocido como La Guerra Nacional, ocurrido en 1856, o sea hace 144 años.

Toma nota:
En este mes la Hacienda San Jacinto abrirá todos los días por tratarse de la temporada con más auge. La entrada para los estudiantes es de 10 córdobas y los adultos 20. Los extranjeros pagan 4 dólares.