Buena Onda

ARMAS de SEDUCCIÓN ¡listas!

Cuando nos gusta alguien muchas veces “metemos la pata” diciendo o haciendo cosas que nos dejan en mala situación ante nuestro gran amor, BUENA ONDA te cuenta algunas experiencias de los chicos y chicas que nos contaron sus tips

Javier Poveda

Leonardo Rodríguez estaba ‘idiotizado’ por una chica del cole. Hacía de todo para llamar su atención y ella nada. Él desconocía que muchas chicas se comportan indiferentes precisamente para mantener vivo el interés, una táctica sutil y válida en todos los tiempos y géneros. “Yo la quedaba viendo y ella me miraba y se volteaba. Me preocupaba más por mi imagen. Pasaba por su sección y traté muchas veces de hablarle, pero sentía que me iba a morder la lengua y para no quedar en vergüenza decidí no hacerlo”. Durante una kermés que hubo, a ambos les tocó vender y fue la ocasión para poder hablar “ese día estaba más relajado. Fui a su toldo y le presté un marcador negro y ella muy amable me lo prestó y en tono de broma me dijo: ¡que horror ni para un marcador tienen los de quinto año! Después de eso, ambos iniciaron una amistad y no terminó en noviazgo porque llegó el fin de año y cada quien tomó su rumbo.

¡Qué racha!
A esta chava, de nombre ficticio ‘Amanda’ le pasó una que aún recuerda y dice ser su mayor lección. “Como suele suceder, me fijé en el chico más popular de la U. Era guapo, bello, me encantó desde que lo vi. Cada vez que se reía yo sentía que me hacía burbujas el cerebro, te lo juro. Llevamos una clase y me las arreglé para sentarme junto a él. Al principio nos hacíamos en grupo y trataba de sacarle la mayor info posible. No tenía novia, era de Masaya, le gustaba dibujar, etc. Pero yo necesitaba su correo o su cel para comenzar a enamorarlo. Una vez en receso se lo pedí y noté que dudó en dármelo, pero lo hizo. Comenzamos a hablar por el MSN y a veces lo llamaba. Hablábamos cosas de clases y yo era la más preguntona hasta el punto que lo agobié. Lo invitaba a mi casa, en receso le compraba cosas, en clases le mandaba papelitos, fui muy obvia”.
“Creo que me esforcé mucho para caerle bien y lo terminé alejando. Cometí muchos errores y después hasta me daba pena verlo. Creo que si las mujeres nos mostramos muy dispuestas, quedamos mal ante los chicos”. ¿Se dan cuenta chicas?

Usar tácticas
BUENA ONDA salió a consultarle a algunos chavalos sobre sus experiencias de conquista y que nos dijeran cómo llegarle a nuestra chica o chico sin que piense que estamos sobrando.
Bianca Elena Sáenz, estudiante de Derecho nos dijo. “Hay que ser listas. A muchos chicos les gusta una mujer inteligente, con buena facilidad de conversación. Cuando me gusta un chico trato de ser lo más natural posible porque si me muestro como no soy creerá que soy fingida y eso a ningún chico le gusta”.
Ana Díaz, estudiante de inglés expresó que “es importante arreglarse. Se vale coquetear, pero tampoco exagerar. Quizá una miradita discreta, una sonrisa pícara o algún saludo de lo más normal. Y por mucho que nos guste el tipo, esperar que ellos den el primer paso, siempre”, dijo.
Adolfo Ramírez comentó que cuando hay una chica agradable, uno debe ser lo más caballeroso y no propasarse “a veces porque nosotros también le gustemos, es bueno ir al suave, da mas emoción. Si ya hemos salido, le puedo llevar una rosa, alguna tarjeta, peluches. A las chicas siempre le gustan los detalles”, afirmó.
Otros chicos nos comentaron que las redes sociales como Facebook o HI5 también son medios para conquistar, pero tampoco ser grotescos. “Si por ejemplo hay una foto donde esa persona salga simpática, no cae mal un comentario agradable, una halago respetuoso”.
También esos chicos nos dijeron que a través de algunas radios se pueden dedicar temas románticos para esa persona ideal. Y como ya no se mandan poemas como antes, están las postales digitales gratis en varias páginas de Internet.
Nos dijeron que en algunos perfiles aparece el correo y celular y que no es recomendable tomarlos sin consultar. Es mejor esperar a que la persona se muestre dispuesta a compartir su MSN o teléfono y tampoco bombardear su correo con mensajes.

¡A los leones!
A veces no se sabe si insistir es bueno o malo. Si estamos muy pendientes de alguien, probablemente esa persona se asuste, pero si nos portamos muy “fríos” quizá piense que no tenemos interés. ¿Cómo lo equilibramos?
La psicóloga Julia Benavides nos comparte que los chavalos hoy en día están bien capacitados para saber en quien se van a fijar y “generalmente saben las características de esa persona. Pueden saber qué le gusta y que no, y las redes sociales facilitan eso”. Dicen que quien no se arriesga, no gana y en el mundo de la conquista “no hay lugar para los débiles”, es decir cero cobardías. “Es bueno romper el temor y mostrar valentía no para declararte, sino para iniciar una comunicación y eso amplía nuestra visión y sabremos si realmente hay posibilidades”.
“Físicamente nos puede ser muy atractiva la persona, cuando la conocemos nos damos cuenta que no perfila dentro de nuestros mismos gustos. Quizás no le guste bailar, no salga, sea muy ocupada, entre otras cosas”.