Buena Onda

Por irse de compras


Se fue olímpica y frescamente de ‘shopping’ cuando tenía que estar bien encaramada y juiciosita en un avión para ganarse solamente 150 mil dolaritos solo por estar ahí. ¡Adivinen quien fue la prójima que hizo semejante hazaña! Pues ni más ni menos que Lindsay Lohan.
El meollo es que la elegante no apareció, pero ni su espíritu, a tiempo en el aeropuerto. Según el diario inglés ‘Daily Mail’, la actriz llegó dos horas tarde para el embarque. ¡O sea! ¡Espérenla a ella que va que quema! pero, paren: ¡pónganle alfombra a la niña!
Para volar, Lindsay debía pagar 14 mil ‘verdes’ a la compañía aérea (British Airways), porque retrasó el vuelo por ella. Sin embargo, la actriz no encontró una tarjeta de crédito con fondos suficientes. Yo le hubiese regalado una escoba, al final ¡resuelve!
Lindsay fue invitada para hacer presencia en el Baile de la Ópera de Viena, y recibiría ese pago por parte del millonario Richard Lugner. Lo único que debía hacer la actriz, era asistir al baile y tener un comportamiento educado y decoroso. Creo que aun si hubiera asistido, perdería esos billetes… es que no me imagino a la Lohan calladita, decentita y buena niña. ¡Lástima Lindsay!