Buena Onda

Balazos


Nicole Kidman no dejó nada a la imaginación
En un pequeño descuido y no más dejó ver su retaguardia a por lo menos un centenar de personas o más. Al parecer, la sexy actriz Nicole Kidman necesitaba un poco de ventilación en su “backside”, pues se presentó en la alfombra roja de los reconocidos premios Australianos ARIA2007 con un mini vestido que fue el deleite de los “suertudos” espectadores. Las miradas sobre ese par de esculturales piernas largas y sobre su colita, no la ruborizaron a ella, pero sí a su marido Keith Urban, que pronto la cubrió con un abrigo… “para evitar que le diera catarro”. Pero lo hecho, hecho estaba y dejó infartados a todos sus fan. Muchos de ellos prometieron que no se lavarían los ojos el resto de su vida.

“Pamelita circulando descalcita”
Después de una laaaaarga sesión de manicure y pedicure en el Nail Spa Lane Salon de Los Ángeles, a la actriz Pamela Anderson la llamaron por teléfono para acordarle que dejó la leche en el fuego y salió corriendo sin importarle pisar la calle descalza y olvidando quitarse los “toe separador”, que en palabras más simples, son los pedacitos de algodones que te ponen en el “gancho”… de los dedos para que el esmalte no se arruine. Menos mal que en esos sitios son estrictos en el asunto de la basura, pues de lo contrario imagínense a la Pamelita pisando un muy bien decorado excremento canino.

Uma Thurman fue la sensación
¡Qué vestidito más travieso! Es que muestra lo transparente y ajustando que son los encantos de la actriz de “Kill Bill”, Uma Thurman. El atuendito fue la sensación del evento de moda Swarovski Fahion Rocks, no sólo por el porte de elegancia que esta impresionante actriz despliega al caminar con él, sino porque permite ver muy cerca lo que esta rubia oculta detrás de esa carita de “Yo no fui, fue Teté”.
Ya era tiempo que Uma captara el verdadero sentido de la moda, luego de todos los consejitos que pasamos dándole desde mucho tiempo atrás, ¿eh? Sólo que el desastre se vino por la retaguardia, pues esos calzones de Doña Tencha no van para nada con semejante demostración de glamour, ¿verdad? Parece que hacen falta más lecciones.