Buena Onda

La fiebre de comunidades virtuales

Vinieron con la tecnología de las computadoras, nos comunican, nos relacionan, nos divierten, pero también hay que tomarlo con calma

buenaonda@bacanalnica.com

Primero fue el correo electrónico y dijimos “¡La parte!”, luego programitas como el ICQ, y simplemente no lo podíamos creer, al rato empezó el ‘rigio’ de los foros y nos sentíamos en el paraíso.
Después apareció “San Messenger” y pensamos que esa era la mejor manera de estar comunicados con aquel amigo nuestro del que no sabíamos desde hace varios años y que también era una buena alternativa para conocer a otras personas, ¡claro!, siempre y cuando nos pudiéramos “cachar” su e-mail, agregarlo como contacto y esperar a que aceptara la cita a ciegas.
Ahora los blogs son lo último para expresarte, y ni hablar de las páginas como “MySpace” o “Hi5” que nos abren todo un mundo de posibilidades (crear nuestro perfil a como nos dé la regalada gana, tener nuestro diario, subir muchas fotos, música y vídeos, compartirlos, intercambiar mensajes y enviar mensajes masivos. Y lo mejor de todo es que podemos actualizarlos cada vez que queramos). ¡Sí! Es como si realmente interactuáramos en persona con los demás, sólo que dentro del “cyber espacio”.

Lo bueno
Aparte de los beneficios que ya mencionamos antes, también está el hecho de que podemos conocer a gente con gustos e intereses afines a los nuestros y crear nuestras propias redes. Por ejemplo, existen páginas especializadas en una temática como DevianArt.com, que es una página que reúne a diseñadores gráficos, fotógrafos, entre otras cosas. Ahí los usuarios exponen sus trabajos y reciben críticas o alabanzas, e intercambian consejos entre ellos. Es algo así como una página “VIP”.

Lo malo
Aunque en la mayoría de comunidades el ingreso o registro es gratis, no todo mundo tiene posibilidades de acceder a ellas (a menos que seas alguien con mucho tiempo disponible --algo así como vago pues--, tengás Internet en tu casa 24 horas o tengás muchos “riales” para gastar en el cyber).
Por otro lado, esto de meterse a las comunidades virtuales realmente es adictivo, y si no te limitás en el tiempo, a la larga vas a ver las repercusiones, como, por ejemplo, cuando veás tus notas de clase o te veas atrasadísimo en el pegue.

Lo feo
Lamentablemente muchos chavalos se encierran en el mundo virtual porque en la sociedad real son rechazados. La mayoría de ellos se inventan otra personalidad para poder ser aceptados por desconocidos, y lo más triste es que casi nunca llegan a hacer contacto de “carne y hueso” con nadie por miedo a que al igual que en la vida real los rechacen.

Algunos datos y curiosidades
- El rango de edades de los usuarios de las comunidades “on line” es de 16 a 35 años.
-Se supone que un chavalo común y corriente (o sea, no tan rigioso como vos) pasa navegando en este tipo de páginas, un promedio de hora y media a diario.
-De entre las comunidades para hacer amigos Friendster.com fue la primera que se creó (octubre de 2003). Sin embrago, MySpace.com es la más visitada (100 millones de usuarios registrados). Así que quien no está en MySpace es como quien no está en las páginas amarillas: NO EXISTE.
- La revista Time nos eligió (sí, a todos nosotros los cibernautas), como la persona del año 2006.

Algunas páginas para registrarse

Para buscar pareja:
www.match.com
www.meetic.com

Para relaciones profesionales:
www.econozc.com
www.ecademy.com

Para conocer gente de cualquier lado:
www.friendster.com
www.myspace.com
www.tribe.com
www.hi5.com
www.tagworld.com

Para conocer gente de un país determinado:

Nicaragua: www.bacanalnica.com
Puerto Rico: www.mynewbox.com
Venezuela: www.tubarranco.com