Buena Onda

La pesadilla de la “mono”

Olvidate de las “chagüiteadas” al estilo “Buena Onda”, aquí es de obligación plantearse objetivos que luego puedan ser medibles

buenaonda@bacanalnica.com

Como estamos en temporada de graduaciones decidimos tocar un tema por el que todos, o bueno, casi todos tenemos que pasar antes de graduarnos de la “U”. Se trata de la realización de una monografía.

*¿Qué es una “mono”?
Empecemos por estar claros de qué estamos hablando. Según Umberto Eco (tampoco nosotros sabíamos quién era) es un texto de 100 a 400 páginas redactadas por una persona (a veces más), en el que ésta desarrolla una tesis sobre un tema referido a los estudios que cursó en su carrera, para luego defenderlo ante un jurado. Esto como un requisito necesario para obtener el titulo de licenciado. ¿Capisce? (Pronúnciese “Capich”).

Si por casualidad en tu mente estabas diciendo “¡Pfff…sopa!”, de antemano te advertimos que no se trata nada más de escoger un tema, inspirarte y volarle cajeta, así que olvidate de las “chagüiteadas” al estilo “Buena Onda”, aquí es de obligación plantearse objetivos que luego puedan ser medibles, citar fuentes y presentar pruebas de todo lo que aseveras.

*Paso a paso
Lo primero que tenés que hacer es escoger un tema y delimitarlo lo más que podás, luego tenés que recabar mucha información acerca de él. El siguiente paso será buscar un tutor para que, valga la redundancia, te “tutoree” el trabajo.

*El trajín
Aunque no lo creás, se trata de un trabajo que te roba meses de sueño, te arruina la “jalencia”, te deja temporalmente sin vida social y en algunos casos hasta te aísla por completo, dejándote como único panorama la biblioteca (con ella un cerro de libros) y la “compu”.

Tenés que inventar el agua helada, literalmente, o decir las cosas desde una óptica distinta a la que ya la han planteado. Confirmar o refutar una hipótesis… el método varía de acuerdo a la temática. Para los que creen que van a poder fusilarse cualquier texto que se hallen por Internet, les tengo un par de malas noticias. La primera, los jurados también tienen acceso a Internet y también saben usar Google. La segunda: generalmente te toca defender y analizar tanto la monografía que presentes, que difícilmente vas a poder resolver si no la hiciste vos mismo (esto va también para esos compañeros de mono que agarran el “raid” de su amigo nerdo, no papito, te toca hacer la mueca).

En cuanto a dinero, les toca gastar y ahorrar. Olvídense del bacanal por estos meses, a menos que consigan muchas invitaciones para todo. La única bebida que compraran en cantidades industriales será café negro. No hagan caso a la receta de combinar coca cola, café negro y súpertiamina … no sirve y más bien mata las pocas neuronas que les van quedando.

Por fin vas a ocupar la computadora para otra cosa que no sea chatear y ver fotos en Bacanalnica. Vas a darte cuenta que en Internet podes encontrar toda la información necesaria para estudiar. Y te vas a dar golpes contra el monitor por no haber descubierto eso antes, cuando te tocaba copiar 200 páginas en cada clase.

*El Tutor
Si tu tutor es de esos que prácticamente se convierten en compañeros de monofragia y te ayudan en todo, no necesitas seguir leyendo este texto, y mejor anda encendele una velita para que no cambie. Si en cambio, tu tutor es de los “otros”, que necesitan ayuda para recordar el nombre de tu mono, siempre que les toca reunirse. “Alistate”, te va a tocar pedir ayuda por todos lados.

*La defensa
Para cuando te toca defender, vas a estar como las panzonas de 8 meses y medio: no te importa el resultado, sólo querés salir de eso. Te recomendamos ocupar tus últimas horas en estudiar en lo que estas flojo, y no pasar metida en el salón, o buscando la comida “especial” que le vas a dar a tus jurados.