Buena Onda

Optimización del Caché L2


Nos encontramos un excelente artículo sobre el caché L2 y su opmitización. Aun así, les recomendamos leer un poco más al respecto antes de realizar cualquier cambio. Pueden empezar por el manual de su tarjeta madre:
Muchos motherboards sobrepasan los 256 Kb de caché de segundo nivel (L2) que viene preparado en Windows para trabajar.
Entonces, lo que sucede es que se está desperdiciando el uso de ese caché, haciendo trabajar la máquina más lento de lo que debería. Entonces, realmente es importante tomarse la molestia de modificar esta configuración para poder sacarle el jugo al equipo.
Primero que nada lo que debemos hacer es cerciorarnos de la cantidad de Caché L2. ¿Cómo? Simple. Descargamos el Everest Home Edition. Lo instalamos y lo ejecutamos
(http://everest-home-edition.softonic.com/ie/23346).
Ya en el Everest vamos a la opción Placa base -> Procesador. En Propiedades de la CPU nos deberemos fijar en el valor que presenta Caché L2. Si dicho valor es de 256 Kb o inferior, no preocuparse, todo está bien. Ahora, si tenemos más deberemos tomar nota de la cantidad de Caché L2 que tenemos.
Después, con ese numerito, abrimos el editor del registro (inicio -> ejecutar -> regedit -> aceptar) y vamos a la siguiente clave: [HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management]. Ahí debería de existir un valor llamado: SecondLevelDataCache que debe figurar como tipo: REG_DWORD
Si no existe (pero sería raro, ya que debería; busquen bien, porque tiene que estar), lo creamos.
Ahora lo que debemos hacer es modificar su valor. Entonces lo que vamos a hacer es darle doble clic y se abrirá una ventanita que tiene tres partes:
Nombre del valor
Información del valor
Base
Lo que debemos hacer acá es seleccionar en el recuadro que dice Base la opción decimal, e introducir en Información del valor, la cantidad de Caché L2 que tenemos (tiene que ser el numerito exacto que sacamos del Everest Home Edition).
Reiniciar Windows para que los cambios surtan efecto.
Tener en cuenta que todo cambio en el registro conlleva peligro (háganlo bajo su propio riesgo), así que sigan los pasos al pie de la letra y sean cuidadosos con lo que tocan. Ahora la máquina debería de andar normalmente y tener un mejor rendimiento.