Buena Onda

La moda de los fajones altos

La mayoría de las muchachas usan el fajón grueso para acentuar la cintura. En caso de no haber cintura, el fajón se afloja un poco y se deja caer para simular un poco la misma

buenaonda@bacanalnica.com

Decir qué está de moda y qué no es un asunto fregado. Unos comentan que la moda es lo que sale en la tele, otros que es lo ‘retro’ lo que está de moda ahora. Pero por muy lindo o linda que sea vea esa prenda ‘en la tele’, es probable que te quede fatal a vos.
Según nos enseñaron de chiquitos, las fajas se usaban en la cintura, y eran para dos cosas: evitar que se te cayeran los pantalones y para que te fajearan. Claro, ya a nuestra edad está difícil lo segundo, por lo que la faja queda sólo para sostenerte la ropa en su lugar. Bueno, eso fue lo que nos inculcaron.
Pero de un año y pico para acá las muchachas han estado usando las fajas cada vez más grandes y fuera de lugar.
Para que nos explicaran bien eso, buscamos asesoría con expertas en el ramo, y acá les presentamos nuestros hallazgos (tengan en cuenta que somos varones, expertos en quitar ropa no en ir de compras de la misma).
De fajas a fajones
Primero lo primero. Que se ponga de moda el fajón grueso no quiere decir que no se venda la faja normal. Pero la faja normal (la que va en la cintura) se usa nada más para vestirte para el trabajo o en trajes de uniforme. Es cuando se sale de la oficina que se empieza a imponer la moda.
Los fajones vienen en distintos materiales: elásticos, de tela, de cuero; y los hay de amarrar, los de hebilla, como si fuera una faja enorme, los que cierran con botones de cierre… y otros.
La mayoría de las muchachas usan el fajón grueso para acentuar la cintura. En caso de no haber cintura el fajón se afloja un poco y se deja caer para simular un poco la misma.
Una prenda que combina muy bien con este tipo de fajones son las nuevas blusas de cuello chino, que por ser algo flojas se pueden tallar con fajón por debajo del busto y forman muy bien la cintura. Una prenda que del todo no combina con el fajón por debajo del busto son los tops o trajes de tirantes.
Los fajones también pueden lucir mal cuando se combinan mal los colores o las telas, tanto del mismo fajón, blusa, falda o pantalón. ¿Y es que las mujeres piensan en todas esas combinaciones? Clase enredo.
Lo más usual es que el fajón se combine con blusa y pantalón jeans, bien pudiendo ser elástico o de cuero el fajón. Otras combinaciones son los pantalones ‘tavitos’, pantalones cortos tallados que llegan hasta la rodilla. Con faldas largas se suele usar fajón grueso de amarre colgando de la cintura. Con las faldas cortas el fajón se maneja sobre la cintura o debajo del busto, tallado al cuerpo.
Raro con traje formal
El fajón es raro que se le combine con trajes formales, pero es posible hacer combinaciones, bajo su propio riesgo sí. Un ejemplo que nos mencionaron fue el de una modelo que vistió traje formal color fucsia y un fajón negro de lentejuelas bajo el busto en la cena de una boda. Un caso que no salió bien fue de otra modelo que se inventó un fajón con una falda recordada de amarre. Sólo basta decir que la “ex-falda” descocida tenía unas hermosas hilachas colgando.
No se recomienda el uso del fajón combinado con chaqueta, a menos que sea de las chaquetas cortas llamadas ‘boleritos’. Es recomendable combinar el fajón por debajo del busto con collares largos de cuentas largas y aretes que combinen. No hay un peinado establecido que le combine, sino simplemente usar el que mejor se acomode.
Los zapatos deben combinar en color con el fajón y/o la cartera y otros accesorios. Usualmente se usa el tacón a mediana altura, pero no hay reglas definitivas en eso. El tacón será más alto en cuanto más noche o más formal sea la salida.
No te hagas nacatamal
Algo muy importante: no se fuercen a usar el fajón. Si usan un fajón muy apretado y sucede que son algo “recias”, se van a ver como nacatamales mal amarrados. En ese caso, usen fajones más flojitos que puedan sugerir su cintura.
A toda costa debe evitarse el abuso de esta prenda de moda. Lo más recomendable es tener fajones de cinco dedos de ancho a lo mucho. Ya más de eso (los hay hasta de una cuarta de ancho) es realmente demasiado. Podrían ser usados como mini-minifaldas, lo cual no es el punto de esa moda. El fajón es un accesorio, y todo accesorio es sólo un complemento de la ropa. El punto final de todas las combinaciones es que vos te veás bien, no el fajón.

Modelo: Delia Betanco (Agencia Angels Models)
Ropa y accesorios: Tienda TAMY Metrocentro