Buena Onda

Ideas para 2007

Hay que bacanalear, de eso estamos claros, pero divertirte no significa dejar de pensar en el futuro, por eso te tenemos unas cuantas recomendaciones

buenaonda@bacanalnica.com
Como ya es costumbre nuestra, cada primera semana de enero te ayudamos a buscar en qué ocupar tu tiempo el resto del año. Esta vez hemos pensado en varias alternativas que pueden gustarte, y que a diferencia de las clásicas “metas de año nuevo” (bajar de peso y ser el mejor en clases, entre otras cosas) no son tan difíciles de materializar. Alistá lápiz y papel y tomá nota.

Aprendé un nuevo idioma
Ésta es una meta que todos nos deberíamos proponer. Aprender otro idioma trae consigo muchas ventajas. Una de ellas es que podés ser mejor remunerado en “el pegue”. El idioma primordial es el inglés, pero si ya lo dominás no te quedés ahí, ponete a aprender otro. En Nicaragua hay muchos centros especializados que ofrecen cursos de francés, italiano, portugués, alemán, japonés, etc., y realmente NO SON TAN CAROS. Hacé tus averiguaciones, matriculate, y al cabo de unos meses o un año y “pico” vas a ver la gran diferencia entre dominar un idioma y andar repitiendo frases de las novelas o de las canciones que ni siquiera entendías. Entre los centros de idiomas más conocidos y recomendados están: para inglés: el Oxford, el CCNN y el Colegio Americano; para francés: la Alianza Francesa; para portugués: la embajada de Brasil; Para el resto de los idiomas: la Academia Europea y el Centro Superior de Idiomas de la UCA.

Desarrollá tu talento artístico
Si pensás que el arte sólo viene en los genes, estás equivocado. El arte se desarrolla, y para ello hay personas que se encargan de potencializar tu talento. Aquí la clave es ser disciplinado. Recordá que para cada arte existen técnicas. Una buena opción para aprender a dibujar, pintar, hacer esculturas y más cosas es el Centro Cultural Managua. Ahí podés hasta sacar tu carrera en Artes Plásticas.
Por otro lado, si sos de los que en los karaokes no se lanzan a participar porque les da pena que se les salga “el gallo”, no te preocupés, un profesor privado con un par de clasecitas te puede ayudar a entonar bien. Lo mismo para el baile. Si creés que naciste con dos pies izquierdos y para vos bailar salsa es tan complicado como el álgebra, podés meterte a recibir clases en la Academia Nicaragüense de la Danza, en el Estudio Danza Ilusiones, o en la Academia de baile Espacio Abierto.

Metete a cursos alternativos
Si no te gustan las artes “cliché”, hay una variedad de opciones de cosas que podés aprender. Si te gusta el arte culinario hay lugares que ofrecen diferentes cursos, desde repostería hasta alta cocina, así como cocina específica de algún país. Entre los lugares que ofrecen cursos están: la pastelería Margarita y la mayoría de los hoteles cinco estrellas. Si te gusta el diseño de ropa, hay lugares donde podés aprender costura o diseño de modas. Te podés avocar a la Universidad del Valle y a la UCC. También hay lugares donde podés aprender a hacer manualidades, desde las clásicas tarjetas de papel “cebolla” hasta los más raros adornos. Una buena opción para tomar clases de esto es Mamá Delfina. Si lo que te interesa es el bordado y la confección de bisutería, podés llamar a la tienda Ashanti o bien visitarla en la Plaza Familiar.

Integrate a un club de beneficencia
Ésta es una opción para la cual existe un requisito: tener ganas de ayudar. Aunque creás que la mayoría de los clubes pasan en un solo bacanal (cosa que tiene “alguito” de cierto) no es taaan así. En realidad también se reúnen para planificar muchos proyectos y al final deben entregar cuentas a la directiva y a sus patrocinadores. En otras palabras, ser parte de un club implica responsabilidad. Si sos alérgico a esa palabra, mejor ni te acerqués. Entre los clubes a los que te podés integrar están los diferentes clubes Rotaract y el Club 20-30.

Entrale a actividades deportivas diferentes
El “fut”, el “beis” y el básquet no son los únicos deportes que existen. También hay otros que podés tomar en cuenta: podés entrarle a la onda del buceo. En San Juan del Sur hay varias escuelas, pero también podés llamar a la escuela de Buceo Oceánica. La pesca es otra alternativa muy buena y no es imprescindible tomar clases como tal. También podés aprender equitación en la Escuela Aras de Albanta, en carretera vieja a León. Si querés tener buena puntería, podés recibir clases en la escuela de tiro Servipro Comercial.
Esperamos que nuestras ideas les hayan servido para algo, aunque eso sea haberse entretenido mientras estaban “en el trono”. ¡Que tengan un feliz año!

Modelos: María Antonieta Pérez Rubí y Beatriz Pérez Rubí