Buena Onda

Balazo


Rápido, furioso y ahora lujurioso
Desde que la famosa película de los autos modificados apareció por primera vez en las pantallas del mundo, la fiebre por los motores y el NOS se enardeció. Tanto así que le siguen dando y ya está en cines gringos (y dentro de muchas lunas aquí) la tercera parte llamada “Fast and the Furious: Tokyo Drift”. Los señores productores han sabido mercadear bien sus movies con carros brillantes, rines enormes y chicas sensuales. Para esta secuela decidieron volarse las trancas y publicar fotografías de muchachotas --que no tienen nada que ver con la película-- posando delante de súper autos en paños menores y semi transparentes, casi casi como que se tratara de una clase de mecánica automotriz combinada con anatomía y un poquito de educación sexual. La colección entera está en el blog de Bacanalnica.com.

Lindsay y su higiene bucal
Quién no ha sacado residuos de sus orificios nasales para convertirlos en esferas y lanzarlos al mundo. O bien, machacar sutilmente sus uñas para aquel manicure casual. ¡Si es rico, hombre! Nada más pregúntenle a la actriz hollywoodense Lindsay Lohan, quien también disfruta de los actos prohibidos como el de la foto. Agarramos a la pecosa “in fraganti” mientras se tomaba una pausa en la degustación de su comida para introducir el dedo índice de su extremidad izquierda y como pala escavadora lograr extraer residuos que causaban molestias en el interior de su boca. Acto seguido, se percató de la cámara y con pena se tapó la cara, aparentemente con la esperanza de concentrarse lo suficiente para teletransportarse.

Jay-Z ya no tomará Cristal
El rapero Jay-Z está clamoreando a la famosa marca de champaña Cristal luego que el director general de la compañía hiciera un comentario racista, en referencia a los raperos que consumen su producto y cómo esto afecta la imagen de la marca. Como sabrán, los mentados raperos una vez que la pegan en grande, se las pican de beber fino; en sus canciones mencionan esta marca de guarito como si les diera de comer. Pues bien, Jay-Z ahora no volverá a apoyar, regalar, ni tomar estas simbólicas botellas repletas de burbujas. Yo me sumo a su protesta y tampoco pienso volver a tomar otro trago de Cristal en mi vida. En realidad, nunca lo he podido hacer, y tampoco creo que pueda, pero no por lo del racismo, sino porque la botella anda en 200 dolaritos. Con la Ron Plata nos sobran 198 y nos imaginamos las burbujas.

Paris innova
¿No sabés qué ponerte para salir? Hacé como la Paris y no te quebrés el coco. Agarrá el baby doll que cualquier persona semi normal guardaría para la intimidad de su cuarto y llevátelo puesto para el bacanal. Paris definitivamente innova. Casi tanto como Thomas Alba Edison en su tiempo, pero en lugar de inventar revolucionarios aparatos que cambiaron nuestra sociedad, ella inventa maneras para desvestirse un poco más rápido.