Buena Onda

Clara Grun y la “Pildorita del caos”

Joven simpática y talentosa, así se puede describir a esta joven que ha compartido escenario con algunos de los grandes de la música nacional

buenaonda@bacanalnica.com

Clara Grun es una chavala de 23 años, mitad nica y mitad inglesa, que dice cantar desde que nació.
Sus primeras presentaciones las hizo en el Colegio Alemán Nicaragüense, donde aparte de “ir a lo que se debe” aprendió a tocar la flauta. Ha compartido escenarios (Arriba’s, Ruta Maya, Art Café, etc.) con artistas de la talla de Katia Cardenal, Elsa Basil y Perrozompopo. Recientemente sacó su primer disco: “La pildorita del caos”, donde todas las letras y la música son de ella.
Aquí te dejamos parte de la entrevista que le hicimos. En el Blog de Bacanalnica.com vas a encontrar lo referente a su disco, en sus propias palabras, y vas a poder bajar un par de canciones de su disco: www.bacanalnica.com/blog.php
¿Cómo descubrís tu pasión por la música y cómo te has ido preparando?
No recuerdo, nací cantando, creo que fue parte de un proceso inevitable. En el colegio aproveché unas clases de flauta y formé parte del coro, luego me metí más en serio a estudiar música, hice ocho años de flauta traversa y estudié años complementarios de piano. En la universidad formé un grupo llamado Sol Azul, y ahora por fin hice mi sueño realidad.
¿Cómo has hecho para balancear tu profesión de artista con los estudios?
La música es mi trabajo, y la universidad es mi hobbie.
Aparte de la universidad, ¿qué otros hobbies tenés?
Leer novelas y poesía del siglo XX, escuchar música, pasar tiempo con mis amigos, ir al cine, caminar en la playa, escuchar la lluvia; me gusta la limonada…
¿Y lo qué no te gusta?
Los truenos, los cocodrilos, la piña; tampoco me gusta cuando la gente deja los chicles debajo de la mesa…
Volviendo a la música, ¿a qué edad escribiste tu primera canción?
A los 10 años, se llamaba “En el día del meteoro”, hablaba sobre la destrucción del mundo.
¿Por qué una niña de 10 años sale escribiendo eso?
No sé, ya no recuerdo qué estaba pasando en esos tiempos, pero creo que estaba en una clase de religión y me habían hablado del Apocalipsis, de seguro me marcó mucho.
En general, el final de las cosas, los desenlaces, la muerte, las conclusiones, siempre me han llamado la atención.
Hablanos del disco específicamente
Lo del disco es mi sueño hecho realidad. Antes de tocar en un estadio frente a millones de personas o subirme encima de mi cama con un cepillo soñando que estoy en una tarima, quería grabar mi disco, porque todos los artista que a mí me gustaban cuando tenía como 13 ó 14 años, como Oasis, siempre los veía en estudios de grabación, entonces yo decía: “Ésa es la vida que yo quiero llevar”. El género es pop ecléctico. Es una fusión de mis influencias, como Gustavo Ceratti, Bjork y el rock nacional, es un chingastito de lo que soy. Fue producido por Producciones Momotombo, y la disquera que lo comercializa es Moka.
¿Por qué “Pildorita del caos”?
Bueno, porque hay cosas que pasan en el mundo que yo no quiero tragarme. En el tema que lleva el mismo nombre hablo de cosas como la nota roja, entre otras. Pero no es un disco para hablar de políticos ni nada. Yo soy hija, víctima, hermana y cuñada del sistema; no estoy de acuerdo con lo que pasa, pero mi música todavía no ha llegado a ese nivel.
¿Cómo ha sido la experiencia de grabar un disco?
Hacer un disco te cambia. La grabación duró tres meses y fue como meterme a un cuarto lleno de espejos y no poder dejar de ver mi reflejo. Es escuchar tu voz, tus canciones, repetir y repetir; es estarte confrontando, revelando y a la vez disfrutándote, es todo un viaje.
¿Les costó mucho?
-Muchísimo, pero no sólo a mí, también a mi familia, al productor y hasta a los papás del productor, porque el estudio quedaba en su casa y tenían que aguantarme cantando día y noche.

Hablemos de tu lado romántico, ¿cómo te ha ido en el amor?
Bueno, cuando escuchen las canciones… (se ataca de risa) se van a dar cuenta. Bien y mal supongo; ahorita no tengo novio, no tengo prisa tampoco. Me gustan como cuatro chavalos, pero no soy romántica. Lo que sí soy es sensible, soy una llorona, veo un perro muerto tirado y me duele, veo un niño en los semáforos y se me abre una grieta en el corazón, soy muy vulnerable.
¿Y tus canciones son inspiradas en algún Romeo?
Tengo una persona a quien le escribo como el 60% de mis canciones, pero no diría que son románticas, en el sentido que no es ese romanticismo prosaico y evidente. Yo nunca voy a poner en una canción “te amo”. Pero sí siento, lloro, me río, sueño.
¿Qué pasaría si el disco no le gusta a la gente?
Me decepcionaría, pero grabaría otro; le echaría la culpa a las circunstancias, pensaría que yo no estaba preparada, que el público tampoco lo estaba. En fin, que no era el momento.

¡Apuntá!
El 29 de junio se presentará en Arriba’s junto con Elsa Basil.
Se espera que el lanzamiento oficial del disco sea para la primera o segunda semana de julio.
El disco ya está a la venta en Music & More, Zona Cool y La Casa de los Mejía Godoy.