Buena Onda

Momotombo

En vez de quedarse en géneros puros como el rock, la trova o los ritmos latinos, en sus trabajos mezclan todos esos sabores creando algo no escuchado en el mercado local

Dueños de su propio estudio, líderes de una banda experimental, productores, y en ocasiones participantes de la banda de Perrozompopo... ellos son Momotombo. Llevan poco más de un año trabajando juntos, pero ya han producido tres discos y tienen muchos proyectos en camino. Buena Onda los visitó en su estudio para conocer su trabajo creativo.
El proyecto Momotombo lo lideran Guillermo Norori y Augusto Mejía. Se conocieron hace poco más de un año durante un concierto de Perrozompopo en la UCA. Con el tiempo se reencontraron en otras presentaciones y vieron que compartían gustos e intereses musicales. Empezaron a practicar y prepararon dos proyectos: Momotombo la banda, y Momotombo el estudio de grabaciones.
El estudio Momotombo se armó con el equipo que Guillermo, “Memo”, fue recogiendo mientras vivió en México durante ocho años. Al volver y encontrar a Augusto Mejía, empezaron a trabajar el proyecto en Nicaragua.
Los músicos
La banda Momotombo está formada Norori y Augusto Mejía, y junto a ellos dos les acompañan Andrés Sánchez en la guitarra, Bikentios Chávez en batería, Jairo Sandoval en percusión, e invitados especiales como Salvador Cardenal, Carlos Luis Mejía, Carlos Alexis, de Raza Oculta, Clara Grun, entre otros. Llama la atención que Bikentios Chávez es uno de los formadores de otro estudio de grabación, Revuelta Sonora, pero eso no evita que se pueda trabajar proyectos en conjunto: las baterías para el disco de Clara Grun fueron grabadas en Revuelta Sonora y mezcladas en el estudio Momotombo.
En el mismo estudio Momotombo han producido sus propias canciones (e inédito disco), a la vez que los discos de Clara Grun, Danilo Norori y Moisés Gadea. Dos de estos discos, los de Clara y Moisés, están siendo distribuidos por Moka Discos, la casa disquera de Katia Cardenal y Moisés Gadea.
“Memo” nos dice que este trabajo es una ganancia para ambas partes, pues Momotombo se encarga de toda la producción en estudio y Moka Discos de la distribución y venta.
Momotombo tiene contactos en Guatemala con otros productores, por lo que es probable que sus discos se empiecen a promocionar allá, y están en pláticas para ayudar en la producción del segundo disco de Perrozompopo, muy posiblemente a ser editado en Costa Rica. Parte de estas pláticas les permitirá realizar una gira de concierto durante agosto en Costa Rica.
El estilo Momotombo
El estilo de Momotombo se nota en sus presentaciones en vivo. Sin usar un cantante líder dentro de la banda dejan que la música se presente a sí misma. Incluyen en sus piezas influencias de rock, jazz, música electrónica, “world music”, y hasta marimba en ocasiones. Este estilo se pasa un poco a los discos que graban, creando música nica, pero con otros lenguajes, con ritmos más universales. En vez de quedarse en géneros puros como el rock, la trova o los ritmos latinos, en sus trabajos mezclan todos esos sabores creando algo no escuchado en el mercado local. A pesar de esa novedad han logrado encontrar un público local que los escuche y los siga, ya sea en sus propios trabajos o los que hacen para otros músicos y cantantes.
A Momotombo es más fácil preguntarle qué bandas no le gustan, pues escuchan prácticamente de todo, sin fijarse en géneros. Entre la música que escuchan mencionaron desde Beethoven hasta Daddy Yankee, pasando por Chemical Brothers y Silvio Rodríguez.
Aclaran que cuando escuchan un disco cualquiera lo hacen con oído de productores, y se pueden dar cuenta que una letra espantosa puede estar cubierta con buenos ritmos (como Daddy Yankee) o letras poéticas pueden, de pronto, ser mal arregladas (una canción mal tocada de Silvio Rodríguez, por ejemplo).
Momotombo está muy feliz que a la fecha no ha tenido que recurrir a trabajos comerciales para llevar adelante la producción de sus trabajos. Esto les ha permitido explotar más el trabajo artístico. No descartan, claro, que se presenten clientes comerciales, pero que sea comercial no quiere decir que no se pueda trabajar creativamente.
En octubre realizarán la banda sonora para un documental filmado en Nicaragua y Catalunya, España. Esta película contará las experiencias de varios catalanes que vivieron en Nicaragua durante los años 80.