Buena Onda

¿Hasta cuándo vas a dejar de ser una niña?

Definitivamente muchas de nosotras aún llevamos una niña por dentro. Así lo negués cien veces, apuesto a que todavía tenés más de un accesorio de algún personaje caricaturesco

eugenita@bacanalnica.com

Seguramente mañana es una fecha que “ni te va ni te viene”, y mucho menos te atañe porque ya estás en la “U” y, según vos, tu infancia se fue junto con el “cole”. Perooo… si se quedó tan atrás, ¿entonces por qué tus cuadernos son de Barbie y la billetera de tu mejor amiga es de Winnie the Pooh?
Definitivamente muchas de nosotras aún llevamos una niña por dentro. Así lo negués cien veces, apuesto a que todavía tenés más de un accesorio de algún personaje caricaturesco del cual no te querés despegar con el pretexto de que es bien “cute”.
Los artículos de caricaturas están en todas partes, y las librerías son uno de los lugares que están repletos de ellos. Según un sondeo realizado en diferentes establecimientos, los bolsos, binders y agendas, ya sean de los Looney Tunes, Garfield o de cualquier otra caricatura, son algunos de los accesorios más buscados por la universitarias.
También para jóvenes
Originalmente las empresas que fabrican estos productos los hacían exclusivamente para niñas. Es decir, no pasaban de ropa, calzado y juguetes convencionales. Ahora sus logos están impresos en diversos artículos para jovencitas un tanto mayores, desde secadoras de pelo y celulares hasta cámaras digitales, iPod’s y computadoras.
Así mismo hay marcas que se han tirado las trancas para llegar a consumidoras mayores. Un ejemplo es Sanrio (Hello Kitty, Badtz Maru, Pochacco, entre otros) que en su línea ofrece porta cigarrillos y que también ha hecho un convenio con la marca Zippo para que saquen encendedores con sus personajes.
Según la psicóloga Daiyana Parrales, no tiene nada de malo que te gusten y comprés artículos infantiles. Por el contrario, esto puede demostrar que sos una persona dulce y cariñosa. Ahora bien, si ya lo tuyo es como obsesión (supongamos que tu cuarto, tu atuendo de pies a cabeza, tu plato y tu vaso son de Tweety, y encima de eso ya hasta hablás como canario), ella recomienda que te hagás una auto revisión y te preguntés si no será que estás evitando crecer. Si es así, no dudes en buscar ayuda profesional para que no tengás miedo a quemar etapas, y ahora sí dejés bien atrás tu infancia.