Buena Onda

Balazo


Cristina en mi cama
La otra noche, Cristina Aguilera me “terapió” hasta lograr meterse en mi cama. Antes de ponernos a bailar reggaetón horizontal, tomé mi cámara y le saqué un montón de fotos revolcándose entre las sábanas. Fue una noche loca, especialmente cuando desperté sudado, con mi oso de peluche a mi lado en posición indecorosa. Pero bueno, esa es una vieja historia. La revista gringa GQ hizo parte de mi sueño realidad al tomarle estas fotos a nuestra cipota favorita del Club Disney. En las imágenes pueden observar sus enormes talentos, aparte de aquello que canta y eso. La sesión estuvo inspirada en unas clásicas fotografías de Marilyn Monroe, que por supuesto, también tenemos para ustedes a ultra-archi-mega-súper-dooper-resolución en el BLOG de Bacanalnica.com. Luego de darles esta información, la reacción más normal sería correr a la computadora a buscarlas. Si usted de plano sigue leyendo esto, sepa que tiene serios problemas.

Britney y más Britney
Es difícil que pase una semana sin que hablemos de la Britney, o más bien, sin que ella haga alguna de sus famosas barrabasadas y ponga en peligro la vida de Sean Preston, su chigüín. El primer strike se lo cantamos cuando la agarraron conduciendo su camionetona mientras sostenía a su bebé frente al timón (¡eso sólo en Nicaragua se puede, burra!). El segundo vino cuando el chavalito se cayó de su silla alta y sin que nadie se diera cuenta, pasó seis días con el cráneo fracturado. La semana pasada le cantaron foul al pasear al chavalito en su mini-cooper con su silla especial puesta al revés, y unos días después finalmente vino el último strike cuando salía de un hotel en Nueva York, cargando un refresco en una mano y a su hijo en la otra, perdió el equilibrio y sólo pudo sostener bien el vaso. Por suerte su bigotudo guardaespaldas es tipo Rambo combinado con Comando y rescató al chavalito de un clavado invertido directo al cemento.

Superman es… ¡Súper caro!
La nueva película del hombre de pijama azul, botas, capa y calzoncillo rojo puesto por fuera, será sin duda la movie más cara jamás hecha. Le pedimos prestada la calculadora a doña Juana, la señora de la venta, y al hacer cuentas, descubrimos que “Superman returns” que tenía un presupuesto inicial de 204 millones de verdes, ahorita anda en los 255 millones y para la fecha de su estreno (30 de junio) andará en los 300 milloncitos de billetes marcados con la cara de George Washington (osea, dólares, duh!). Con esta cifra, Superman se le fue arriba a los 207 millones de King Kong, y los famosos 200 de Titanic y Spider-man, respectivamente. Definitivamente esto de pagarle a superhéroes activos para que aparezcan en sus documentales (que la gente engañada llama películas de personajes de ficción), sale caro.