Buena Onda

Quiero ser un “Rockstar”

Si sacarle ruido a cualquier “chunche”, a como fuera posible, era lo tuyo cuando estabas chatel, posiblemente tengás encerrado dentro de vos al próximo Beethoven, Santana o un rockero como el vocalista de Tierra Santa

Sí, así como lo leés, todos esos grandes maestros de la “music” comenzaron a desarrollar sus dones desde muy tempranito, sin darse cuenta. Por ahí nos contaron que Tito se la pasaba pegándole a sus tarros vacíos de leche con dos palos todo el santo día.
Pero volviendo a lo serio, una vez más los del “Team B.O.” nos preocupamos por vos y te traemos toda la información que necesitás para que comencés a recibir clases de música y rescatés o descubrás esos dones que pueden llevarte al estrellato, o por lo menos a formar parte del coro de tu iglesia.
Visitamos la Academia de música Banschbach, ubicada en la calle principal de Altamira, y Danelia Alvarado, la directora, nos explicó que “La clave para aprender a tocar un instrumento se compone del estudio, la práctica, la disciplina y la concentración. Cada instrumento tiene su ciencia, pero ninguno es imposible de conquistar”. A la vez recalcó que “si bien es cierto todas las personas tienen la misma capacidad, no todas poseen el mismo talento”. Así que tampoco te creás que es así de facilito.
A continuación te dejamos una guía de los cursos que ofrece esta academia de música. De paso te dejamos los precios de los instrumentos, porque lo idóneo es que también practiqués en tu “charly”.
Batería y Bajo eléctrico
La batería es uno de los instrumentos más caros y también uno de los más difíciles de tocar, porque es rítmica, no melódica. En percusión no hay “do-re-mi-fa-so-la”, por lo tanto la lectura es un poquito diferente. Lo más importante en la percusión es mantener el tiempo, ya que de lo contrario el músico irá perdido y no podrá tocar en conjunto. El profesor Gabriel Fonseca nos dijo que “l batería es como el esqueleto de una canción. Sin los huesos fuertes el cuerpo no caminará bien”.
*Los precios de las baterías oscilan entre $380, una Trébol, y $895 una Mazda.
Piano y Teclado
La principal diferencia entre estos dos instrumentos es que el teclado trae sonidos y pistas pregrabadas y el piano no trae ningún tipo de acompañamientos. Otra diferencia es que el teclado se puede tocar con una sola mano, a diferencia del piano, que necesita de ambas, porque es más complejo, pero a la vez más completo. Para tocar cualquiera de ellos no necesitás de dedos kilométricos como comúnmente se cree, basta con tener las ganas y adquirir mucha destreza con la práctica.
*Los precios de estos instrumentos andan entre $162 y $265. Yamaha es una de las marcas más recomendables.
Guitarra Acústica y eléctrica
El profesor Erick Narváez nos explicó que la principal diferencia entre ambas es que la eléctrica hace uso de efectos y pedales, mientras que la acústica es puro sonido natural. Otra diferencia es que las cuerdas de la acústica son de nylon y las de la eléctrica son metálicas, por lo que el profesor recomienda aprender a usar primero la acústica, para luego no lastimarse demasiado los dedos con la eléctrica. La guitarra eléctrica generalmente se usa para tocar rock y la acústica para música clásica. El profesor enfatizó en que “si alguien es bueno con la guitarra no significa que ‘nació’ con un don divino -como dice la gente-, sino que nació con la entrega a ese instrumento”.
*Los precios de las guitarras acústicas oscilan entre $51, una Valencia, y $575, una Yamaha. Las eléctricas andan entre $172, una Rolling, y $435, una Yamaha.