Buena Onda

Navidad Alternativa

La navidad es la fecha del año donde todo mundo llena su corazón de amor y felicidad. Es la temporada de la familia, los amigos, la celebración de estar vivos. Es cuando el niño Jesús vino a este mundo y nosotros como buenos cristianos la conmemoramos con la solemnidad y el fervor que se merece. Bueno, casi todos.

En esta fecha también hay sus “alternativos” que prefieren ver el 24 y el 25 como lo que son, dos días más del mes de diciembre. Es más, para ellos es motivo de tristeza, resentimiento o simple aburrimiento. Para ustedes, este pequeño top5 de cosas que inventar para esta navidad:
1- Si tu problema con las navidades es el montón de regalos que te toca dar, te tenemos una solución “asiática”: Conseguite 100 pesos y buscate una tienda de chinos. En estas tiendas todo es barato, al punto de que con 100 pesos logramos comprar casi 90 regalos. Claro, la calidad es menos que “champú”, pero como todos saben, “la intención es lo que vale”. En Plaza Inter pueden encontrar casi media docena de estas tiendas. Busquen las cosas de plástico débil, o que solo tienen letras chinas sin traducción, están suelen ser las más “favorables”.
2- Hay gente que no goza la navidad porque le toca andar besuqueando y abrazando a todo el que se encuentra por la calle. Sobre todo, porque como en Nicaragua no nieva, al contrario. Más calor hace por andar todo el día en la calle buscando regalos, o metidos en la cocina atipujando una gallina de relleno. Para esos que no gustan del contacto directo, les tenemos el remedio para sus navidades. Una semana antes contale a todo mundo que sos el único que se salvó de ser vacunado en la pasada campaña contra la rubéola. Unos días antes (hoy por ejemplo) comprate un marcador rojo y marcate todo el cuerpo con puntitos rojos. Hacé la mueca que tenes malestar y que no queres salir a la calle. Milagrosamente para el 24 ya te vas a sentir mejor, y vas a poder salir a la calle. Sin embargo, vas a ver como todo mundo te va a saludar de larguito y te va desear feliz navidad a como se debe, con una tarjetita y de largo.
Otra forma es desaparecerse desde el 23 --con un grupo de amigos preferiblemente-- diciendo que vas a volver el 24 “SIN FALTA”. Sin embargo, en la tarde del 24 llamas a tu casa para avisar que se fregó la “machine” en la que andaban y que no hay talleres abiertos un 24 de diciembre. Decí que vas a hacer lo que podas para regresar, pero que no crees que sea posible. Ni modo, a pasar a pasar navidad con tu chaval@ en el mar.
3- Muchos alegan que el problema con la navidad es que la tal cena de las 12 arruina cualquier plan de bacanal que tengan. En efecto, cuando estabas chatel, las 12 eran lo máximo, pues era la hora en que te daban los regalos. Hoy, no hallas las horas que partan la bendita gallina para salir corriendo al Hipa. Para solucionar este problema de “horarios”, te tenemos esta solución: Comprate unas cuantas medias de licor, y guardalas hasta el 24, para cuando tu mamá este cocinando los manjares de la noche. Aprovechá en un momento de descuido y hechale una de las medias al rompope. Aprovechá otro y hechale otra media a la sopa borracha. Luego, asegurate que ambas cosas se sirvan temprano. Tipo a las 8. Vas a ver que como a las 9, todos tus tios y demas parientes ya van a estar o cantando o con sueño. Para las 11, la fiesta familiar ya va a haber terminado. Y si no, te aseguramos que de todos modos nadie se va a percatar que vos te fuiste temprano. Un consejo extra, como de todos modos vas al bacanal, llevate empacado un trocito “hermoso” de la sopa borracha, digo para que calentes motores.
4- Un problema más común en la navidad es el día después. Puede ser que te guste estar en el ambiente familiar pre 12 de la noche. Pero la mañana siguiente, a nadie le gusta. El problema es que ese día no hay nadie más que vos para quitar los adornos, limpiar los papeles de regalo y lavar los platos. La muchacha anda en su tierra celebrando la navidad con su familia y tu mama esta cansada de pasar cocinando todo el día. Así que tu misión es dejar la casa como nueva antes de que sea el mediodía. Empezando por el árbol, que de por si ya fue un dolor de “huesos” ponerlo, ahora te toca quitarlo. Las luces, que por alguna razón les dicen “extensiones”, los venados de plástico, las pelotitas de poroplas que “supuestamente” simulan nieve. En fin, no hay manera de salir de este clavo rápido. ¿O sí?
Te recomendamos usar medidas extremas para solucionar esta situación. Al árbol pegale fuego, con todo y lucecitas. De todos modos en el oriental ya salen casi regaladas todas esas cosas, sobre todo si las compras en enero. Con los platos, instaura la regla que sólo vajilla descartable se usará los 24.
5- Por ultimo, hay gente que no tiene nada en contra de la navidad, pero si en contra de los regalos equivocados. Vos esperas un Playstation 2, tu familia te regala un combo de 8 calzoncillos marca “Boxer”. No importa que le hayas mandado un correo electrónico a todos especificando el número y el equipo de Ronaldinho, te regalan la camisa pirateada del Real Madrid con un gran 9 en la espalda. No hay forma de hacerlos entender, a menos que uses la técnica de los que se van a casar. Montá una mesa de regalos en tu tienda favorita y hacele llegar a toda tu familia una tarjeta con el nombre de la tienda. Incluí desde los regalito baratitos de 50 pesos, hasta tu sueño dorado de 200 lolos. Más de alguien se va dejar llevar por el espíritu navideño y va a hacerte feliz este año.
5plus – No queríamos cerrar la edición sin incluir a nuestros resentidos con el sistema. Ellos odian la navidad por razones más filosóficas y que lamentablemente a menudo son ciertos. Para ustedes, una invitación muy especial de Revuelta Sonora: