Buena Onda

Aquí te explicamos la Rubéola “Buena Onda Style”

Si pensaste que la etapa de las vacunas era cosa del pasado, te equivocaste. Así de grandote como estás todavía te falta experimentar esa fea sensación que producen los pinchazos

Por mucho que en la radio, en la tele, en el periódico y hasta en las calles hay publicidad de “Todos contra la rubéola”, siempre hay un despistado que ni con señas entiende. El mismo maje que todavía compra casetes de betamax, porque “son los de mejor calidad”. Para ellos, con mucho cariño, aquí les va este mensaje:
¿Qué es?
Una enfermedad causada por un virus. ¿Qué más querés saber? ¿Si te podés morir? Pues claaaaro que sí, hasta de un hipo te podés morir. Así que andá vacunate ¡ya!
Ya en serio, lo más peligroso es que una mujer embarazada la padezca, pues los efectos en el feto son muy dañinos. Así que háganlo por sus amigas, hermanas, mamás, primas, etc.
¿A quiénes les da?
Personas entre 6 y 30 años. Así que como quien dice, no te capeaste, ¡a vacunarse se ha dicho!
¿Cómo se transmite?
Por la saliva que expulsamos al hablar, toser, estornudar, etc. Hasta por pañuelo te podés pegar. No hay escapatoria.
¿Duele la inyección?
No. Y si decís que sí, entonces sos de los que llora cuando les pica un zancudo. (¡Uyuyuy amor!)
¿Dónde me puedo vacunar?
Pues ésta es la más fácil de todas: ¡en cualquier parte! El Ministerio de Salud se dio a la tarea de vacunarnos a todos del 1 de octubre al 30 de noviembre. Lo cual quiere decir que podés encontrar puestos de vacunación en: escuelas, universidades, mercados, centros comerciales, paradas de buses, centros de trabajo, centros de Salud, en fin, sólo en tu baño no hay nadie, porque el tufo después que salís vos, no es chiche.