Buena Onda

Balazos


Paris, la rufián
A la hora de un pleito, están los que tratan de impedir la pelea o intervienen para detenerla. También están los que la incitan y pegan gritos de - ¡Dale! ¡Matalo! ¡Volale cajeta! Así se lució la heredera de los hotelitos Kelly, digo, Hilton. Paris, a las afueras de una disco, prácticamente echó a pelear a un amigo con un fotógrafo, y a juzgar por su expresión facial, lo disfrutó bastante. En algún video casero hemos visto esa sonrisa antes.
Una prensadita entre Vince y Jennifer
Brad Pitt anda de arriba para abajo gozando la vida loca junto a Angelina Jolie, mientras Jennifer Anniston sigue sufriendo por la ruptura de su relación. Pero al parecer, las heridas ya están sanando, gracias a una curita llamada Vince Vaughn. Ambos actores negaron estar envueltos en una relación, y afirmaron que eran solamente buenos compañeros de trabajo, pero las cámaras no mienten, y en esta foto aparecen los tortolitos envolviéndose las lenguas. Lamentablemente en las imágenes, Jennifer aparece de espaldas, pero con nuestra larga experiencia en acoso hemos aprendido a conocerle hasta el remolino de la cabeza. Como pueden notar, le está dando una prensadita al estilo que se la dio a “Ross” en la segunda temporada de Friendo, episodio 14. Sí, somos fanáticos y necesitamos ayuda.
El nuevo 007 es Craig, Daniel Craig
Desde pequeños crecimos con la saga de James Bond. Jugábamos a ser él y tratábamos de convencer a las niñas de hacerlas de chica Bond, pero nunca funcionó. Bueno, con nuestras fantasías a un lado, les presentamos al reemplazo de Pierce Brosnan, el británico que nadie sabe de dónde salió, Daniel Craig. El actor de 37 años le ganó el puesto a Colin Farell, Jude Law, Clive Owen y a mí. ¡Maldito! Juro por la Reina de Inglaterra que si no cumple bien con su papel, yo mismo lo voy a perseguir en mi carro/avioneta/lancha/jacuzzi hasta vengarme.
Britney sigue antojada
Este “finde” la señora de Federline salió a la calle por primera vez desde que dio a luz. Su misión: ingerir millones de calorías en malteadas junto a sus amigas. Dicen que la pobrecita anda “down” por el comportamiento infantil de su marido, que se siente menospreciado desde que su hijo vino a luz. También por la cicatriz de la cesárea y seguramente por los millones de dólares que a cualquiera le estorban. Qué suerte la de nosotros de no tener esa vida amarga llena de ferraris y diamantes. ¡Viva el gallopinto!