PORTADA

Jaime Labastida y la liturgia civil de México

El poeta, periodista, editor y —yo diría— filósofo mexicano, cuyo nombre encabeza estas líneas, opta por llamarse pensador disidente. ¿Disidente de qué? De la liturgia civil de su patria, que el pasado 15 de septiembre por la noche celebró —con todo esplendor—, la conmemoración del inicio de su bicentenario como país independiente. Para Labastida, me limito a dos ejemplos: Hernán Cortés no conquistó México, ni Miguel Hidalgo inició la Guerra de Independencia el 16 de septiembre de 1810. Cortés —argumenta— no pudo conquistar México porque México, en tanto nación organizada, no existía; lo que hizo fue destruir el más importante ...