Opinión

De casquineros y marrullistas

El sufijo, como sabemos, es el elemento morfológico que se coloca al final de la raíz de un vocablo para formar derivados. Como el prefijo, un sufijo modifica el sentido a la nueva palabra así formada, pero a diferencia de aquel, el sufijo permite el cambio de categoría del derivado; por ejemplo, si a un verbo del español general como “helar” se le agrega el sufijo -azón, se forma un sustantivo (“helazón”): “Siento una helazón (frío) en el cuerpo como si tuviera malaria”. Y a la inversa: del sustantivo tamal (ladrón) se forma el verbo “tamalear”: “Me tamalearon (robaron) la ...

¡Te salió tu Juana Agustina!

El primer intelectual que reconoció las raíces africanas en la sociedad nicaragüense -y particularmente en sus antecesores- fue el doctor Carlos Cuadra Pasos (1879-1964). En su ensayo histórico “Nandaime”: nido de hidalgos” (1951) y en su monografía “Los Cuadra: una hebra en el tejido de la historia de Nicaragua” (aparecida ...

A Emila Persola: ¿Vetar o no vetar?

Querido Martin Mulligan o Emila Persola (a propósito, siempre me gustó tu seudónimo). Aunque te respeto mucho, difiero de tu opinión publicada el jueves 11 de diciembre en EL NUEVO DIARIO, y no por ello se me ocurre vetarte o censurar tus palabras. No se trata de elegir quién debería ...


Un prólogo de vida

Lo poco que he logrado conocer de la vida de don Carlos Martínez Rivas, ese maravilloso poeta que se marchó no hace mucho por la puerta grande, lo he sabido a través de otro gran poeta nicaragüense, Mario Montenegro, quien ...

Legítima defensa

Entonces, cuando tratabas de enamorar a una muchacha, todavía estaba de moda, entre otras armas, que si le regalabas un libro con segundas intenciones, debía ser el de los Veinte Poemas de Amor y Una Canción Desesperada de Neruda, a ...

¿Democracia real o nueva?

En estos últimos días nos hemos encontrado como en un laberinto en el cual la democracia, término que ya parece muy firme, ha cambiado de sentido y del cual sólo la Derecha es la poseedora. Veamos: si yo gano las ...

Un siete sin gigantona y sin cohetes

Tal como lo hago todos los siete de diciembre, este año alisté mis malitates, mis nietos y mis triquitraques para ir a León, y en la Plaza de la Catedral, a las seis de la tarde en punto oír el ...