Opinión

El mercado de la sed

La próxima guerra será por el agua. Más de mil millones de personas no tienen acceso a una red segura de agua. Es posible vivir sin coches, pero la vida sin el “oro azul” es inimaginable. El mercado del agua es el más grande del mundo. De ahí que las empresas de este sector se encuentren entre las más poderosas junto a las del petróleo, las de armamento o las farmacéuticas. Las multinacionales se extienden por todos los continentes, animadas por el crecimiento del consumo de agua embotellada. Tanto por las naciones más prósperas como por los países empobrecidos. El ...

A propósito del caso “Agave Azul”

La macroestafa cometida por los organizadores de la empresa Agave Azul contra unas 13,500 personas por más de 8 millones de dólares deja una estela de lecciones de las que todos deberíamos tomar buena nota. En primer lugar, aparece --una vez más-- una constante de la historia nacional: que ...

El Modernismo y el Renacimiento

En el elegante y significativo evento literario, que a las siete de la noche del pasado dos de enero, se llevara a cabo en el Palacio de la Cultura, en el que el laureado poeta Julio Valle Castillo, Director del Instituto Nicaragüense de Cultura, hiciera la presentación de la edición ...


Alex Dogboy

“Alex vive en la calle con sus perros, desde que su familia lo abandonó; no tiene otra compañía. Es a ellos a quienes confía sus más íntimos pensamientos. Todos lo llaman el niño de los perros; Dogboy”. Este libro de ...

Deslumbrado por su sombra

-Venerable Señor, estos días te veo tranquilo arreglando cestos, trabajando en el jardín, metiéndote en el río para reparar las orillas, pero sin dedicar tiempo a las Escrituras. Perdona mi atrevimiento, Maestro, pero ¿hay tormenta bajo las aguas de tu ...

Un lugar seguro

Cuando la vi despedirse yéndose por la calle principal de San Judas hacia arriba, yo también lo sentí. Nunca ha dejado de sonreír cuando hemos platicado juntos, con un temblor de timidez y nervio en la comisura de sus labios ...

El raro testimonio del magistrado derrochador

A mi padre, Teódulo Báez Cabezas: guerrero indómito, humilde y justo. ¡Hola, señor, tiempo sin verlo! Fíjese usted, hoy diez años exactamente desde que se nos perdió en el horizonte conquistando el sol. Tantas novedades que sólo intercambiarlas y compartirlas ...