Jueves 16 de Septiembre de 2004 Hora local [an error occurred while processing this directive] | Managua, Nicaragua


Nacionales
Sucesos
Departamentales
Internacionales
Opinión
Política
Contacto END
Deportes
Especiales
Variedades
Turismo
Especiales
Economía
Emprendedores
Empresas
Sorteo Lotería Nacional
Clasificados
Horóscopo
El Alacrán
Ellas
Mundo Oculto
Salud y Sexualidad
Nuevo Amanecer
Buena Onda
Promociones
Imprenta Comercial
Nuestros Servicios
Tarifas
Suscríbase
Directorio Telefónico
Estadísticas de Visitas
 
 
Contacto END

Carretera vieja a León en el olvido
* Vecinos “tiran la toalla” y demandan atención de las autoridades
* Comercio y transporte están por el suelo debido al deterioro vial
* Hay alarma por el incremento de accidentes y delitos sobre este tramo
Uvania Navarro B.

Foto  

Felipe Pérez, alias “Herty”, todas las mañanas trabaja tapando los baches de la destruida carretera vieja a León. UVANIA NAVARRO / END

 
Comerciantes, transportistas, usuarios y vecinos de la carretera vieja a León “tiraron la toalla”. Denunciaron que ya no aguantan el abandono que ahoga ese tramo y toda su actividad económica, algo que ha degradado el nivel de vida de todos los habitantes y ha elevado el índice de delitos.

“Esta carretera está partida, llena de hoyos, sin atención. Transitar por esta vía es toda una hazaña y eso lo saben bien las autoridades de la Alcaldía y el gobierno, pero nadie hace nada por darnos una respuesta”, dijeron los vecinos, quienes se han organizado en un Comité para buscar una solución.

Manifestaron que esta situación ha degenerado en un problema social, ya que ante la degradación de la actividad económica, muchos habitantes quedan en el desempleo, y ante la falta de opciones terminan elevando el índice de peligrosidad de la carretera.

“Aquí se producen constantes accidentes y asaltos, debido a que los choferes de buses, camiones y vehículos particulares deben disminuir la velocidad para evitar los baches, lo que es aprovechado por los antisociales que desencadenan una ola de delitos”, externaron.

Eso se puede comprobar en las delegaciones de la Policía Nacional, ubicadas en ese tramo, donde abundan las denuncias de asaltos en los buses, robos con intimidación, robos a mano armada y otros delitos que tienen su raíz en esta problemática.

Los vecinos actualmente están recopilando todos estos datos para exponerlos a los directivos del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), junto al registro de los últimos accidentes que han tenido lugar en esa carretera.

Hasta hoy, muestran las denuncias de tres muertes similares en los últimos meses. Todos cayeron de los vehículos cuando el chofer intentaba esquivar un bache de esa carretera, de la que nadie sabe cuándo fue la última vez que se le dio mantenimiento.

Pero eso no es todo. La actividad comercial también sufre un fuerte golpe por esta situación. Luis Alcides Marín, hermano del propietario de la Gasolinera Petronic de esa zona, dijo que “las ventas están muy malas, debido a la destrucción de la vía”.

“Además, los conductores que circulan por aquí echan poco combustible. Cuando la carretera estaba buena pedíamos hasta seis mil galones de gasolina a la semana, ahora con costo llegamos a los dos mil, y a veces ni se venden por falta de tránsito vehicular”, dijo Marín.

Esas palabras fueron respaldadas por los miembros de la Cooperativa de Transporte Interurbano “Andrés Mena”, Servicios de Autobuses (Cotrinamsa), quienes cubren la ruta entre Managua y León sobre esta vía. Ellos dijeron ya no saber qué hacer para que las autoridades escuchen sus quejas, porque en reiteradas ocasiones han enviado cartas al MTI y “se han hecho de oídos sordos”.

“Hemos buscado por nuestra cuenta reparar la carretera, pero el costo es carísimo. Una pala mecánica nos cobra 40 dólares la hora, y sólo repara un kilómetro en ese tiempo, por la magnitud del daño”, dijo Martín Zepeda, tesorero de Cotrinamsa.

Ellos aseguran que este deterioro de la vía también ha dañado las unidades con que trabajan. “De las 24 unidades que componen la cooperativa, sólo diez están trabajando. Las otras están deterioradas”, dijo Oscar Solórzano, socio de la Cooperativa.

Los transportistas de carga internacional también se quejan. Marlon Merino, camionero de San Salvador, dijo que cada ocho días viene a descargar a Nicaragua, y observa que cada día hay un nuevo bache en la vía. “Eso pone en peligro tu vida, porque los huecos son tan grandes que hasta podríamos darnos vuelta con la carga”, señaló.

En todo este tramo, sin embargo, el único que ha buscado una solución inmediata es Felipe Pérez, mejor conocido como “Herty”, quien ha demostrado que la dimensión del problema es tan grande que hasta vive del mismo.

Pérez es una de las personas que se dedica a tapar los baches con tierra y arena. Lo hace desde hace cuatro años, y recibe cinco córdobas diarios de cada uno de los choferes de buses que circulan por este tramo.

“Éste es mi trabajito. Yo inicio desde muy tempranas horas para ganarme al día unos cincuenta pesos, cuando pasan muchos vehículos. Aunque a veces me pagan menos”, agregó.




Compartir:   delicious   digg   meneame
El Nuevo Diario (c) 2004
12745546 visitas desde Septiembre de 1998
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
Diseñado por Luis Sáenz C